Córdoba felicita al Rescatado en su 75 aniversario


Los titulares de la hermandad han llegado a la Catedral y se han dispuesto en la capilla de Villaviciosa, mientras el obispo ha presidido una misa solemne

Córdoba ha felicitado a la hermandad del Rescatado en su 75 aniversario, desde la salida del cortejo con los titulares de la corporación en el espacio anexo a la iglesia de Nuestra Señora de Gracia. Una salida procesional que ha comenzado a las 16:00 para llegar, a las 20:00, a la Catedral, donde, una vez situados los pasos de Nuestro Padre Jesús Rescatado y María Santísima de la Amargura en la capilla de Villaviciosa, el obispo ha presidido una misa solemne. Al finalizar el acto litúrgico, en la bendición, el prelado ha destacado que “cuando regreseis, meditad en esto: somos del Rescatado¡Del que nos hace libres!”

Hermanos en el tramo de María Santísima de la Amargura./Foto: Jesús Caparrós
Hermanos en el tramo de María Santísima de la Amargura./Foto: Jesús Caparrós

Padres de Gracia ha lucido ambiente de gala, el de las grandes ocasiones, como el primer Domingo de Ramos proyectado en una foto de Ricardo, hace tres cuartos de siglo. El tiempo no pasa por el Nazareno Rescatado, al que las gentes humildes de su barrio miran con la esperanza puesta en su rostro. La letanía antigua de tantos siglos de devoción abierta, sin fisuras, la misma que los abuelos cuentan a los nietos, la que se reafirma cada viernes del año y que traza el eje espiritual que recorre con su escalofrío la Córdoba que camina, a través de su historia, desde San Jacinto a Trinitarios en una plegaria eterna que no encuentra descanso porque no fatiga, al contrario, se renueva.
Javier Santiago mandaba a los costaleros y la banda de cornetas y tambores de la Coronación de Espinas llegaba, desde San Antonio de Padua, para formar parte de ese escenario ilusorio que ha colmado un puñado de horas de octubre para dejar en la historia el día en que el Señor de Córdoba desató, una vez más, las manos de su pueblo. Una tras otra, cada marcha clásica, afinada, ha puesto la banda sonora más hermosa al Cautivo que mira al frente, asumiendo su propio destino, el que comparte con hombres y mujeres que le piden, que lo miran y a los que brillan los ojos con sólo percibirlo en leve instante de una chicotá que, por extraordinaria, no deja de ser corta.
Tras su paso hierático, que no ajeno a su pueblo, María Santísima de la Amargura se dejaba llevar por la banda Manuel Garín de Linares. La silueta majestuosa de la Catedral se dibujaba en el horizonte del cortejo que la buscaba, mientras el palio se acompasaba, entre la sutil cadencia del fleco de las bambalinas, para cruzar el Arco de las Bendiciones, la Puerta de las Palmas, la Puerta Santa que completa el Jubileo de la Misericordia. La fe protegida por doce varales que dictan su paso cadencioso que ha avanzado en una tarde cálida, como la urbe que alienta su historia, sus tradiciones, su forma de ser.
Una vez en el templo, la Catedral donde todo es posible si hay comunión y la pleitesía que deberá reafirmarse en unos meses, los hermanos del Rescatado contemplaban la parte esencial de su día grande, mientras los titulares dejaban una estampa para la historia en la capilla de Villaviciosa. En la misma, el prelado ha destacado que “”seguir a Jesucristo no es señal de esclavitud, sino seguir a la fuente de toda libertad”. De hecho, el prelado ha insistido en torno a la figura de Jesús Rescatado es ejemplo de ser libre a la entrada de la muerte “en un ejemplo de amor yb fortaleza” y, en consecuencia, en Córdoba continúa existiendo un mensaje de libertad que brota de él. La labor redentora de los cautivos, en relación con la historia primigenia de la imagen de Medinaceli ha supuesto el eje central de una homilía que no ha olvidado a María Santísima de la Amargura, que ve morir a su hijo por el pecado, para nacer a la vida de Gracia. Al finalizar el acto litúrgico, en la bendición, el prelado ha destacado que “cuando regreseis, meditad en esto: somos del Rescatado¡Del que nos hace libres!”
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here