Finaliza la instrucción de la canonización del Padre Cosme


La clausura del proceso diocesano para la canonización del Padre Cosme Muñoz termina en un acto jurídico celebrado en la Catedral

Llegado el mediodía de este sábado 1 de octubre, la Catedral se ha convertido en lugar escogido para realizar el acto de clausura de la canonización del Padre Cosme Muñoz. En el mismo se ha procedido a la finalización con el acto jurídico de éste, donde ha intervenido el obispo, Demetrio Fernández, quien posteriormente ha presidido la celebración de la misa. Finaliza, así, la parte de instrucción diocesana del proceso de canonización del Padre Cosme, fundador de las Hijas del Patrocinio de María.

Asistentes a la clausura de la instrucción para la canonización del Padre Cosme./Foto: LVC
Asistentes a la clausura de la instrucción para la canonización del Padre Cosme./Foto: LVC

En el protocolo jurídico han participado el obispo, Demetrio Fernández; el delegado de la causa, Jesús Morales; el promotor, Joaquín Alberto Nieva; el postulador, Miguel Varona, así como la notario, Mercedes Ortiz. Los participantes han prestado solemne juramento, mientras que el prelado ha manifestado como “íntegras y autenticas” las investigaciones llevadas a cabo en el proceso instructor. Asimismo, Miguel Varona será el responsable de llevar el trasunto a Roma y presentarlo a la Congregación para la Causa de los Santos, mientras que el obispo ha efectuado las disposiciones oportunas para que Mercedes Ortiz levante acta de la sesión y que la presente, junto a los documentos pertinentes, lacrada ante la Curia diocesana, toda vez que las mismas no podrán abrirse sin orden expresa del prelado. Éste, tras el sellado de los documentos que se enviarán a la Santa Sede, ha querido agradecer a todas las personas que han llevado a cabo esta labor que, a partir de este 1 de octubre, proseguirán en otra etapa del proceso para la canonización del Padre Cosme Muñoz, una persona que “está viva en el cielo junto a Dios y en su obra de enseñanza en colegios de la Diócesis que fundó”, asegura el obispo. Además, ha expresado el la felicidad y la gran alegría que supone esta jornada para la Iglesia de Córdoba y ha hecho extensible su agradecimiento a los presentes al acto.
La representante de las Hijas del Patrocinio de María, además de mostrar su enorme gratitud al prelado de la Diócesis por la apertura de la causa de canonización, ha resaltado la figura del Padre Cosme, hijo predilecto de Villar del Río, narrando textualmente la crónica del sepelio que el mismo tuvo en la Catedral y que describe como toda la ciudad de Córdoba se volcó en este acontecimiento.
La celebración litúrgica ha tenido, como momento central, la homilía pronunciada por el prelado, en la que ha desgranado los pasos que se han venido realizando durante estos años y ha servido para resaltar la figura  fundador de las Hijas del Patrocinio de María. Por ello, el obispo ha comenzado señalando que nos encontramos en contexto de santidad, para ahondar en el hecho de que, a pesar de que seamos pecadores, “nuestra vocación es la santidad” y, por tanto, la Iglesia nos lleva a la santidad. Al hilo de esto, ha puesto su confianza en la santidad del Padre Cosme y es por ello que se ha iniciado este proceso, para el que aun resta mucho trabajo. Además ha subrayado la labor que realizó con las niñas y para las que fundó colegios como el de la Piedad, sin olvidar su labor de caridad, indispensable en la vida del cristiano. “Un rasgo importante es que se trata de un sacerdote diocesano de Córdoba, que vive del influjo de San Juan de Ávila, que ha dejado estela de vida y santidad en muchos sacerdotes y en ese surco está el Padre Cosme”, ha recordado. Y ha animado a las Hijas del Patrocinio a afrontar con alegría las dificultades que presenta, en la actualidad, la educación. “La confianza en Dios” es un elemento indispensable para ello ha recordado el prelado.
Este proceso se ha prolongado durante dos intensos y laboriosos años, desde que en 2014 se fijara una comisión que ha estado compuesta por Antonio J. Morales, delegado episcopal; Joaquín Alberto Nieva, promotor de Justicia; y Mercedes Ortiz, como notario. Los documentos de esta causa han sido recogidos y estudiados por una comisión de peritos en Historia y Archivística, como son Juan Aranda Doncel, José Martínez Millán, Carlos José Romero Mensaque y la Hna. Isabel María Flores, HPM.