Redención celebrará su 25 aniversario con diversas novedades


La corporación de la Huerta de la Reina solicita que su titular presida el Vía Crucis de las hermandades "para aprovecharlo como salida extraordinaria”

La hermandad de la Estrella comenzará el mes de octubre con la presentación de varios proyectos para la celebración del 25 aniversario de la bendición de Nuestro Padre Jesús de la Redención. Entre los mismos, se encuentra la solicitud que la corporación ha efectuado a la Agrupación de Cofradías para que su titular presida el Vía Crucis de las hermandades y “aprovecharlo como salida extraordinaria”, según manifiesta su hermano mayor, Juan Rodríguez, quien también ha explicado diversos aspectos sobre el nuevo retablo para el titular, diseñado por Miguel Ortiz y la carpintería del mismo a cargo de Julio Sánchez, que ya luce en su primera fase en la iglesia de San Fernando.
El hermano mayor de la Estrella señala que, la coincidencia con la celebración del 25 aniversario de la bendición de Nuestro Padre Jesús de la Redención, ha influido en que se dé prioridad a las labores de ejecución del retablo del titular, uno de los proyectos de esta agenda. Juan Rodríguez explica, en este sentido, la disposición en que se hallaban las imágenes en la iglesia de San Fernando antes de la reforma de la misma y califica como un gran logro, tanto de la hermandad como de la parroquia, los cambios que se han producido, como el de la propia disposición del altar mayor. A este respecto, no duda en subrayar la estrecha relación que mantienen con el párroco, Juan Correa, sin olvidar que ahora el Señor de la Redención y la Virgen de la Estrella vayan a estar presidiendo el altar mayor. Resalta, además, tanto que el Señor se encuentre en la capilla del sagrario como el esfuerzo económico que supone para la corporación, inmersa en diversos proyectos patrimoniales.

Retablo1
Miguel Ortiz y su equipo trabajando en el retablo de Redención./Foto: Jesús Caparrós

Los actos del aniversario del Señor de la Redención ocuparán buena parte del curso para la cofradía del Lunes Santo y, como señala Juan Rodríguez, “los actos, a falta de algunos detalles, se comunicaron a los hermanos en agosto y, a principios de octubre, queremos hacer la presentación oficial y, el día 2 coincidiendo con la misa de hermandad, presentaremos el cartel del 25 aniversario”. Dentro de los proyectos planteados, el máximo responsable de la cofradía de la Huerta de la Reina manifiesta que han solicitado que Nuestro Padre Jesús de la Redención presida el Vía Crucis de las hermandades en la Cuaresma de 2017. “Nos haría mucha ilusión y estamos a la espera de lo que nos contesten sobre el Vía Crucis para aprovecharlo como salida extraordinaria”- asegura Rodríguez-. La idea de la hermandad consiste en realizar una serie de actos dignos para el titular, pero manteniendo “los pies en el suelo” porque son solo 25 años, de mucho esfuerzo e intensidad para quienes han formado parte. La primera salida de Nuestro Padre Jesús de la Redención y la de Nuestra Señora de la Estrella son los dos momentos en los que Juan Rodríguez pone más énfasis, dentro de la trayectoria de la hermandad.
La figura de Miguel Ortiz, diseñador y tallista del retablo que ya luce en su primera fase de ejecución en la iglesia de San Fernando, es muy valorada por el hermano mayor de la Estrella. Juan Rodríguez resalta la disposición del artista, en todo momento y a todo lo que se le ha solicitado, destacando que siempre se ha respetado la condición de Ortiz como hermano de la cofradía, en relación con los trabajos que realiza para otras corporaciones. “Nos está dando nuestra propia impronta” -concluye Rodríguez.
El retablo de Redención
Miguel Ortiz, por su parte, enfatiza que para él “supone un gran orgullo y un placer trabajar para mi hermandad”. Sobre el retablo de Redención, al igual que el de la Estrella, matiza que ha tenido presentes diversos aspectos, como el económico, temporal y, sobre todo, el espacial del propio templo que delimita el tipo de obra a realizar, siempre intentando adecuarse a los parámetros estilísticos en que se mueve la cofradía. En este sentido, Ortiz destaca el patrimonio que posee la corporación con trabajos de Antonio Garduño, hermanos Delgado o Antonio Ibáñez, para destacar que su aportación (paños de bocina de la Virgen y del Señor, entre otros) ha querido adecuarse a dicha línea creativa. “Compartir piezas con estos nombres del arte sacro supone un reto y una motivación tanto en lo personal como en lo profesional” -explica Ortiz.
El retablo de Nuestro Padre Jesús de la Redención, tal y como explica Ortiz, es una obra marcada por líneas sencillas, adaptadas en la medida de lo posible al gusto de los cofrades y a las trazas de la iglesia que posee un estilo arquitectónico postconciliar, sin llegar a ser barroco “como hubiera sido mi gusto personal”. La unidad estilística entre la parroquia y la hermandad es uno de los objetivos del retablo que, en su carácter finalista, también persigue resaltar al máximo al titular de la corporación. Finalmente, Ortiz pone también en valor el sentido espiritual del altar de Nuestra Señora de la Estrella que, como indica, es el fruto del trabajo realizado de forma altruista por varias personas y sobre el que pone todo su énfasis en la palabra orgullo.

5 Comentarios

  1. Desconozco quien es el autor del articulo, pero lo que si se es que omite voluntaria o involuntariamente el autor del retablo, creo que es un dato importante para que se pase de puntillas sobre el, por cierto que su nombre es Julio Sanchez

  2. Se les ha pasado mencionar a D.Julio Sánchez. Creo que es merecedor de que sea reconocido su trabajo de carpintería en el Retablo del Señor. Sin él, no hubiera sido posible ver la obra terminada.

Comments are closed.