El obispo se reúne con el Apostolado de la Oración


Cerca de 250 personas han asistido al encuentro en el que se ha presentado a su nuevo responsable, Carlos Gallardo

“El Apostolado de la Oración es un elemento esencial en la vida de la Iglesia”. Con estas palabras ha comenzado el obispo, Demetrio Fernández, el encuentro diocesano con todos los miembros del Apostolado de la Oración, al que han asistido cerca de 250 personas y en el que el prelado ha explicado el significado de esta asociación de fieles cuya misión es, según sus estatutos, unirse al Sacrificio de Cristo en la Eucaristía, por medio del ofrecimiento diario de sí mismos.

El obispo, con el Apostolado de la Oración
El obispo, durante su intervención. /Foto: LVC

“El Apostolado de la Oración es el fomento de la oración, teniendo presente el corazón de Cristo que es el centro de la Iglesia y el resumen de la vida cristiana, donde encontramos la misericordia de Dios y notamos cómo Él nos ama”, ha asegurado el obispo. Al hilo de esto, el pastor de la Diócesis ha recordado a los presentes que el amor de Dios es infinito, por ello ha pedido a los miembros de este Apostolado que difundan a todas las personas “que se unan en cualquier momento del día a la oración para palpar ese toque de amor incluso en los momentos de dificultad”. Igualmente, ha indicado que “todos los miembros de este Apostolado tienen un horizonte precioso por delante como es hacerle ver a todas las personas que su vida es muy valiosa si la ponen en el corazón de Cristo”.
Seguidamente, Demetrio Fernández ha aprovechado para presentar al nuevo responsable del Apostolado, el sacerdote y director espiritual adjunto del Seminario Mayor San Pelagio, Carlos Gallardo, quien a su vez se ha encargado de impartir la conferencia a todos los asistentes, sustituyendo a Pablo Cervera, Director de la serie Cor Christi de la BAC, quien no ha podido asistir por motivos de salud.
En su intervención, Carlos Gallardo ha hablado sobre la espiritualidad del Corazón de Jesús y el Apostolado de la Oración, haciendo una clara distinción entre lo qué es espiritualidad y lo qué es devoción. “Son dos conceptos muy distintos. La espiritualidad incluye dentro de sí a la devoción, pero la espiritualidad la supera notablemente, puesto que significa una amistad que transforma mi vida”, ha comentado el ponente. Además, centrándose en la misericordia, ha recordado que “es la que nos empuja a amar más y mejor”. “Aunque el pecado nos incapacita para amar, no tiene siempre la última palabra, puesto que siempre vence el amor por encima de todo”, ha asegurado.
Por otro lado, durante su intervención ha hablado sobre la consagración al corazón de Jesús, indicando que “consagrarse a este corazón es querer vivir con Él y como Él”.
Tras la ponencia, los asistentes se han trasladado a la Santa Iglesia Catedral para celebrar la eucaristía presidida por el obispo. Posteriormente, han mantenido una jornada de convivencia en el Palacio Episcopal, culminando la cita con un acto eucarístico en la parroquia de Nuestra Señora de la Paz, en el barrio de san Basilio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here