La gran muestra sobre la Vera Cruz enseñará "lo que es amar la verdadera cruz"


La archicofradía de la Vera Cruz de Córdoba ha anunciado que el próximo 23 de octubre se inaugurará la exposición que lleva por título Eterna es su Misericordia; La Vera Cruz en la Diócesis de Córdoba. En la misma, se expondrán tanto imágenes como piezas documentales y devocionales de las hermandades de dicha advocación, de la capital y provincia. La hermana mayor de la corporación cordobesa, Salud Aguilar, y el comisario de la muestra, Rafael Mariscal han valorado la importancia, repercusión y los diferentes aspectos que atañen a la misma, con el acento puesto en que se trata de el primer evento de este tipo que organice una hermandad, de forma autónoma, en el templo catedralicio.
Salud Aguilar ha explicado que “la idea nace en el marco de la celebración del Año de la Misericordia. Nuestra intención, en principio, contaba con las hermandades de la Diócesis, pero organizando un acto más sencillo y así se lo trasladamos al delegado diocesano para Hermandades y Cofradías, Pedro Soldado, que además es nuestro director espiritual y nos indicó que le trasladaría la iniciativa al obispo”. La hermana mayor de la Vera Cruz añade que la respuesta del prelado fue rápida y que los animó a desarrollar la muestra en la propia Catedral.

Salud Aguilar y Rafael Mariscal en el despacho del Museo de la Trinidad./Foto: Jesús Caparrós
Salud Aguilar y Rafael Mariscal en el despacho del Museo de la Trinidad./Foto: Jesús Caparrós

Tampoco olvida el grado de responsabilidad que implica un acontecimiento de esta envergadura, al subrayar el importante número de corporaciones que han confirmado su asistencia, un total de 16, y lo que supone que trasladen a sus imágenes a Córdoba, algunas de ellas con varios siglos de historia y que poseen un indudable valor artístico y devocional. Salud Aguilar destaca, además, el relevante papel del comisario de la exposición, Rafael Mariscal, de quien valora su experiencia en la organización de este tipo de eventos, así como subraya que depositaron su “absoluta confianza en él y acogió la idea con un gran entusiasmo”. Prueba de ello es que “ahora mismo, está entregado en cuerpo y alma a nosotros”, enfatiza Salud Aguilar.
Rafael Mariscal, por su parte, ha organizado un buen número de exposiciones a lo largo de su trayectoria, entre las que destacan algunas de las organizadas en Córdoba, como la de la hermandad de la Esperanza, así como las tres primeras ediciones de Munarco en Sevilla, de los que recuerda que tenía un amplio espacio expositivo que se completó de forma solvente gracias a una labor decidida. De aquellas y otras muestras en relación con la actual, Mariscal manifiesta el reto que ha supuesto organizar un evento para el que los medios y ayudas institucionales con los que se ha contado han sido reducidos, si bien “es una causa con la que estoy muy satisfecho y, sobre todo, por el buen número de hermandades que han dado un sí rotundo a la propuesta. Es un orgullo para la organización, la hermandad y para el comisario”.
Con respecto a la imágenes, piezas y documentos que se expondrán, Mariscal pone énfasis en explicar que “no todo lo antiguo, por el hecho de serlo, es bueno”, y pone el ejemplo inverso con lo moderno, para subrayar la importancia de las obras que estarán presentes en la exposición. El comisario anuncia que vendrán a la Catedral de Córdoba “verdaderas joyas”. Entre las imágenes que se podrán ver en las naves de la ampliación de Almanzor del Conjunto Monumental de la Mezquita-Catedral, Rafael Mariscal señala un amarrado a la columna del siglo XVII del círculo de Mora; la rotundidad y la grandeza del Cristo de la Vera Cruz de Posadas; dos nazarenos abrazados a la Cruz como el de Córdoba o el de Baena; o los “famosos” presos de la provincia, como el de Castro del Río o Montoro.
Finalmente, la hermana mayor de la corporación del Lunes Santo cordobés, Salud Aguilar, requerida sobre qué encontrarán en la Catedral los futuros visitantes de esta exposición indica que “van a encontrar lo que es amar la verdadera cruz. Abrazarla y morir en ella. Esa cruz verde, que mantiene siempre viva la fe”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here