El rosario de la Nazarena deja una imagen inédita en San Lorenzo


Las imágenes de Nuestra Señora de Villaviciosa y María Santísima Nazarena presiden el altar mayor de la parroquia fernandina

La jornada de este sábado 10 de septiembre contó con la peculiaridad de la celebración del rosario vespertino de María Santísima Nazarena que, por primera vez, ha presidido la Virgen por las calles de las feligresías de San Lorenzo y San Andrés. El ejercicio piadoso comenzaba a las 20:30 y, al llegar a la iglesia de San Lorenzo se ha podido disfrutar de la peculiar e inédita estampa de contemplar a la citada Dolorosa y a Nuestra Señora de Villaviciosa, entronizadas a los pies del altar mayor.

Nazarena y Villaviciosa presiden el altar mayor de San Lorenzo./Foto: José I. Aguilera
Nazarena y Villaviciosa presiden el altar mayor de San Lorenzo./Foto: José I. Aguilera

María Santísima Nazarena ha llevado a los pies de su parihuela el relicario de plata que estrenó el pasado Jueves Santo, realizado por Emilio León, con reliquias del Padre Cristóbal, mientras que el rico exorno floral que lucía ha sido realizado por Pinsapo, a base de rosas, orquídeas, rosas de pitiminí y nardos de Cabra. Vestida con su personal saya blanca bordada por Antonio Muñoz, y estará durante todo este domingo en besamanos, en un altar compuesto por ella en el centro, así dos pequeños altares traseros ocupados por dos tallas de San Miguel y San Rafael.
La imagen, que supone uno de los emblemas entre las dolorosas de la capital y que incluso ha llegado a estar expuesta en Sevilla, ha transitado por la iglesia de San Andrés. Este recinto posee una connotación especial para la cofradía del Jueves Santo, ya que la hermandad rindió allí culto a Jesús Sacramentado. La jornada vivía un presente inédito, mientras recuperaba la memoria reciente y profunda de la corporación, cuando en San Lorenzo se “saludaron” las imágenes de la Nazarena y Villaviciosa. A ambas corporaciones, la del Nazareno y Villaviciosa, las unen vínculos tan estrechos como la figura del Beato Cristóbal de Santa Catalina. De hecho, es titular de la hermandad letífica y ésta visitará, en su salida procesional de este domingo la iglesia de Jesús Nazareno, cuya orden hospitalaria fue fundada por el mismo.
María Santísima Nazarena regresaba a su iglesia-hospital, tras una inédita tarde y noche de septiembre en que las raíces del pasado brotaron a la superficie, más si cabe en la abarrotada iglesia de San Lorenzo, donde su pasado se proyectaba en el rostro del Señor del Calvario al que acompañara en su procesión durante algunos años del siglo pasado o a su paso por la capilla donde los titulares de la hermandad de Ánimas compusieron una escena para el recuerdo. La noche cayó sobre el rostro doliente y las miradas se volvieron cómplices, como la de Irene Gallardo portando su cirio, para despedirla hasta la próxima vez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here