Demetrio Fernández establece los objetivos del curso 2016-17


En su carta semanal el prelado repasa los actos finales del Año de la Misericordia y los que tendrán lugar por el centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima o el Encuentro diocesano de Laico

La carta semanal del obispo, Demetrio Fernández, titulada Para el Curso 2016-2017, repasa los actos que se llevarán a cabo en la Diócesis con motivo de la clausura, el 20 de noviembre, del Año de la Misericordia, así como los que tendrán lugar para conmemorar el centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima o el esperado Encuentro diocesano de Laicos. En la parte final de la misiva, el prelado pone el acento en la conservación del patrimonio como vehículo para la evangelización, sin olvidar la petición por las vocaciones.

Demetrio Fernández durante una misa en la Catedral./Foto: LVC
Demetrio Fernández durante una misa en la Catedral./Foto: LVC

La última etapa del Año de la Misericordia concentra las reflexiones de la primera parte de la carta semanal del prelado, donde pone el acento en los actos, con intervención de la Diócesis, que quedan por realizar. El obispo menciona tanto la peregrinación a Roma, que tendrá lugar del 16 al 20 de octubre “para alcanzar las gracias del jubileo, acudiendo con el Papa a escuchar su palabra y expresarle nuestra plena comunión eclesial como Sucesor del apóstol Pedro”; como la que llevará a la diócesis cordobesa a Tierra Santa, del 4 al 11 de noviembre.
El centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima, también ha ocupado las palabras del obispo, quien ha señalado que “en nuestra Diócesis muchas personas han peregrinado a Fátima alguna vez y han podido captar el sencillo mensaje de oración y penitencia que desde allí nos transmite la Virgen”, aportando, en consecuencia, “un mensaje que hemos de actualizar este año entre nosotros”. Asimismo, el prelado ha anunciado que una imagen peregrina recorrerá las parroquias y las instituciones que lo deseen.
La parte final de la carta semanal del obispo se centra en el Encuentro diocesano de Laicos, que tendrá lugar en octubre de 2017 y que, en palabras del obispo, tiene como objeto “vivir y manifestar la alegría del Evangelio en este momento, expresar nuestra pertenencia a la Iglesia, en la que nos sentimos fieles hijos, y nuestra actitud de comunión con los pastores y con los demás miembros de la iglesia”. Unas jornadas que servirán para afrontar los retos que se plantean en los ámbitos de la familia, la educación o de los pobres. Al hilo de ello, Demetrio Fernández pone el acento en la evangelización a través del arte, que se refleja en el patrimonio de la iglesia que hay que poner al servicio de ésta en todas las parroquias e instituciones, “especialmente en la Santa Iglesia Catedral, monumento único en el mundo por su condición de antigua mezquita”.
Los últimos párrafos de la misiva inciden en la necesidad de afrontar un itinerario en los próximos años para alcanzar la autofinanciación de la iglesia. Un camino por recorrer que ha de realizarse sin despreciar la ayuda que pudiera llegar de instituciones públicas o privadas, ya que como señala el obispo “los católicos somos ciudadanos que cumplimos pagando nuestros impuestos”. Las últimas palabras de su carta piden por las vocaciones de los jóvenes de la Diócesis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here