Peñarroya, al límite por la falta de agua


Las reservas de agua de Sierra Boyera están al borde de caer por debajo del 10%

Camión de riego con agua no potable./Foto: Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo
Camión de riego con agua no potable./Foto: Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo
Camión de riego con agua no potable./Foto: Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo
Camión de riego con agua no potable./Foto: Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo

El alcalde de Peñarroya-Pueblonuevo, José Ignacio Expósito, ha publicado un bando en el que ha detallado las medidas que se van a acometer en la localidad del Guadiato, a consecuencia de la «pertinaz» sequía que padece.

De ese modo, en el bando se alude a la “difícil situación que estamos viviendo, por la falta de agua en el pantano que abastece a nuestro municipio”. Por lo que, “desde el Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo se informa a los vecinos y vecinas de nuestra localidad” que “las reservas de agua de nuestro pantano están al 13,15%. Como consecuencia de ello y de manera excepcional, el organismo provincial de gestión de agua ha reducido el suministro a los depósitos municipales, un 10%”.

Ante ello y “para garantizar ese ahorro pedimos: no acometer la limpieza de fachadas, patios, aceras y soportales con mangueras de agua y el vertido de la misma en la vía pública; optimizar el uso del agua en cisternas, duchas y aseo; evitar el uso de agua potable para el llenado de piscinas; optimizar el uso del agua en el riego de las plantas; reparar fugas y goteos; cualquier otra medida que suponga ahorro de agua en el domicilio; evitar el lavado de vehículos en la vía pública” 

Por su parte, el Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo “está adoptando medidas para fomentar ese ahorro de agua y así: ha puesto en uso diferentes sondeos municipales para acometer el riego, con cuba, de los parques y jardines públicos; ha cortado el agua en aquellas fuentes ornamentales municipales que carecen de un circuito cerrado; está promoviendo la búsqueda de conexiones ilegales y fraudes, e intensificando la captación de fugas en la red”. 

Finalmente, en el bando se ha avanzado que “el porcentaje de reducción del 10% aplicado, hasta el momento, podrá modificarse según la evolución de la situación y de lo comunicado oficialmente por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, respecto a las reservas de agua del embalse de Sierra Boyera”.