Reordenan los cupos sanitarios en Lucena


El Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba garantiza la atención sanitaria especializada a pacientes pediátricos en la UGC de Lucena

Centro de salud de Lucena./Foto: Hospital Infanta Margarita coronavirus
Centro de salud de Lucena./Foto: Hospital Infanta Margarita
Centro de salud de Lucena./Foto: Hospital Infanta Margarita coronavirus
Centro de salud de Lucena./Foto: Hospital Infanta Margarita

Los profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Lucena, que agrupa los centros de salud I y II de esta localidad, continúan respondiendo con normalidad a la demanda de asistencia sanitaria de pacientes pediátricos en Atención Primaria. Pese a que desde el mes de abril de 2021 una de las plazas de Pediatría del centro Lucena II se encuentra vacante al conseguir la especialista que la ocupaba plaza en otro centro del Servicio Andaluz de Salud -SAS- en el marco del último proceso de Oferta Pública de Empleo – OPE-, el Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba ha tomado las medidas oportunas para que el servicio que se presta a la población pediátrica lucentina siga llevándose a cabo sin que esta circunstancia suponga una disminución o merma en los estándares de calidad y accesibilidad.

Tras producirse esta baja, únicamente achacable a la legítima decisión de la profesional y al cumplimiento de sus derechos laborales dentro del Sistema Sanitario Público Andaluz, la Dirección-Gerencia y la Dirección de Personal del AGS Sur de Córdoba comenzaron los trámites para la cobertura de esta vacante que hasta ahora, pasado más de un año, no ha sido posible ocupar por un especialista debido a diversos factores que hacen muy compleja la reposición de este tipo de plazas.

Mientras tanto, y con el único interés de continuar garantizando la atención pediátrica en la UGC de Lucena, se adoptó la decisión de que los menores incluidos en ese cupo, unos 860, se repartieran equitativamente entre las otras dos pediatras con que cuenta el centro Lucena II, lo que provocó situaciones de saturación de estas profesionales que se tradujo en situaciones de baja o permiso que, en consecuencia, sólo podían ser repartidas con la única profesional que quedaba activa.

Con la premisa de asociar profesionales concretos a cada cupo para que la atención a este grupo poblacional se realice siempre que sea posible por los mismos facultativos, la Dirección de la UGC y el equipo directivo del AGSSC decidieron repartir este cupo, mucho más pequeño en número que el resto, entre los cinco cupos restantes que permanecen activos entre ambos centros de salud cumpliendo así el objetivo de dotar de un pediatra de cabecera a cada paciente. Ello permitió terminar con los repartos periódicos, sin que por ello se incrementara en demasía el resto de cupos que se mantienen ligeramente por encima de la media, es decir, unos 1.100 pacientes respecto al promedio del Área que se sitúa en unos 900.

En todo momento se ha respondido con diligencia a contingencias puntuales como bajas por enfermedades comunes o por infección covid, que han generado cierta tensión asistencial que ha sido afrontada gracias a la combinación de un importante esfuerzo de coordinación y disposición por parte de los profesionales. Prueba de ello son los buenos datos de demora asistencial media de la Pediatría en esta UGC, que a fecha de hoy marcan 0,33 días de espera en demanda clínica en el centro de salud Lucena I y de 1 día en el Lucena II.

Por último, desde la Unidad de Atención a la Ciudadanía se está realizando un intenso trabajo para reajustar los cupos de cara a conseguir que todos los menores de una unidad familiar cuenten con el mismo profesional, siendo esta una de las principales reclamaciones manifestadas por los usuarios responsables de estos pacientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here