Concentración en La Carlota contra el nuevo modelo de cartería impuesto por Correos


CCOO y UGT se "sorprenden del desmantelamiento del servicio público al tiempo que se procura autobombo con publicidad de una convocatoria de empleo"

Concentración en La Carlota contra el nuevo modelo de cartería impuesto por Correos./Foto: CCOO
Concentración en La Carlota contra el nuevo modelo de cartería impuesto por Correos./Foto: CCOO
Concentración en La Carlota contra el nuevo modelo de cartería impuesto por Correos./Foto: CCOO
Concentración en La Carlota contra el nuevo modelo de cartería impuesto por Correos./Foto: CCOO

Los sindicatos CCOO y UGT, mayoritarios en Correos, se han concentrado hoy ante la Unidad de Distribución (UD) de La Carlota para mostrar su “rechazo al nuevo modelo de cartería, que conlleva una disminución de espacios y personas de las Unidades de Reparto (UR) destinadas al Servicio Postal Universal (SPU) para dejar paso, como ya se hace en oficinas y el Centro de Tratamiento Automatizado (CTA) a la paquetería comercial y rentable económicamente, distribuida por CEX y otras empresas filiales a futuro”.

Según los sindicatos, “la Dirección de Correos está debilitando el servicio público postal y de vinculación al Estado imponiendo un nuevo modelo de cartería caótico, retirando las mesas y el mobiliario que los carteros y carteras utilizan en su día a día para organizar los envíos”. 

Para las organizaciones sindicales “se rompe la ecuación cartero o cartera-distrito-servicio público-usuario, eje de una buena prestación a la ciudadanía y de su reconocimiento, al priorizar la rotación y la impersonalización productiva, con la consiguiente pérdida de calidad del servicio postal público y el deterioro de la imagen de Correos como servicio público”. 

“La desaparición del distrito, unidad básica del Estado para la vertebración social y territorial, es todo un alarde de alejamiento de la función social y pública del Correo Público y un indicio claro de que caminamos hacia un modelo cada vez más “rider” de distribución impersonalizada en el que prima llevar cosas, sea lo que sea, en detrimento del servicio público postal”, han apuntado los sindicatos. 

Por ello, CCOO y UGT han promovido “una masiva recogida de firmas de rechazo absoluto y sin matices a la medida, han comenzado a estudiar un conflicto colectivo por la ilegalidad de saltarse el convenio colectivo, e iniciado una ronda de asambleas y concentraciones en todo el país para concienciar al colectivo de casi 30.000 carteros y carteras de la necesidad de parar  el desguace de las carterías con medidas de presión, sin descartar paros y huelga”.