La Junta invierte más de 280.000 euros en el Programa de Adecuación Funcional Básica de Viviendas


Cristina Casanueva explica que se van a llevar a cabo actuaciones de accesibilidad dirigidas a mayores

Cristina Casanueva./Foto: Junta de Córdoba
Cristina Casanueva./Foto: Junta de Córdoba
Cristina Casanueva./Foto: Junta de Córdoba
Cristina Casanueva./Foto: Junta de Córdoba

La delegada de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Cristina Casanueva, ha presentado el Programa de Adecuación Funcional Básica de Viviendas de 2020 para la provincia de Córdoba cuya inversión asciende a 281.018,71 para beneficiar a 212 viviendas, en 41 municipios. La delegada ha destacado el componente social de este programa por el que se van a poder llevar a cabo obras destinadas a mejorar la seguridad y adaptabilidad de las viviendas donde residen habitual o permanentemente personas mayores de 65 años, con una discapacidad mínima del 40%, así como grandes dependientes.

Casanueva ha destacado que ya se han resuelto definitivamente los expedientes para beneficiar a estas familias y mejorar su calidad de vida y confort dentro de sus casas, a la vez que se contribuye a la activación del empleo y la economía local de los municipios. 

Estas ayudas están incluidas en el Plan de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana de Andalucía 2020-2030, Plan Vive, y en el Decreto de apoyo a las familias andaluzas.

La delegada ha explicado que el Gobierno del cambio ha comprobado en la última legislatura, “que la mayoría de los edificios plurifamiliares del parque público no era accesible, y está actuando en consecuencia sacando del cajón las ayudas dirigidas a las comunidades de propietarios y a los mayores que se encontraban congeladas”.

Las obras más significativas de este programa son la modificación de los cuartos de baño mediante la sustitución de la bañera por la ducha de placa o de suelo continuo; cambio de la solería por un suelo antideslizante; adaptación de los aparatos sanitarios como lavabos e inodoros así como su grifería a las necesidades funcionales de la persona; y colocación de asideros, barras o asientos para la ducha y la ampliación del ancho de las puertas.

Otras actuaciones que también han sido subvencionables corresponden a la mejora de la seguridad de la instalación eléctrica y de gas y su adecuación a las personas usuarias; colocación de pasamanos en los pasillos; así como instalación de salvaescaleras, plataformas elevadoras, grúas de techo u otras ayudas técnicas fijas para facilitar la vida de los usuarios.                                                          

La delegada de Fomento ha aclarado que la financiación del Programa de Adecuación Funcional Básica de Viviendas supone un 70% del presupuesto total de la obra y de la asistencia técnica en algunos casos con un máximo de 1.400 euros, cifra que asciende hasta los 1.820 euros si cuenta con asistencia técnica.

Casanueva ha destacado que se trata de unas ayudas que “se van a pagar de manera inminente para facilitar a las familias la realización de las obras, ya que muchas de ellas no podrían realizarlas si no es con estos incentivos de la Junta, lo que además otorga seguridad a las empresas a la hora de los pagos”.                                   

Para Casanueva, con estas medidas “trabajamos por mejorar la calidad de vida de las familias y de los que más lo necesitan, a la vez que se fomenta la colaboración institucional y público-privada para la reactivación de la economía mediante un impulso del sector de la construcción, las reformas en el conjunto de la economía y la creación de empleo”

“Frente a los anteriores gobiernos del PSOE que dejaron el 40% de los presupuestos sin ejecutar en materia de vivienda, el Gobierno de Juanma Moreno cumple mediante la activación de políticas necesarias y demandadas por la ciudadanía”, sostiene Casanueva.

La delegada ha recordado que la Junta lleva a cabo diferentes líneas para mejorar las condiciones de las viviendas de los ciudadanos y ha puesto como ejemplos la instalación de ascensores en las comunidades de propietarios; obras de mejora y accesibilidad en el parque público de viviendas; construcción de vivienda pública a precio asequible después de décadas; ayudas para mejorar la eficiencia energética y reducir los costes energéticos; así como ayudas para la adaptación de los inmuebles y otras específicas para los más perjudicados por la pandemia del Covid 19.

“Somos sensibles a las necesidades de las personas más vulnerables, y esa es una de las líneas maestras de nuestras políticas de vivienda que están dando muy buenos resultados”, apostilla Casanueva.

Ayudas en la provincia

Adamuz (4), Aguilar de la Frontera (6), Almedinilla (2), Baena (10), Belmez (5), Los Blázquez (6), Bujalance(1), Carcabuey (1), Castro del Río(5), Córdoba (18), Doña Mencia(4), Dos Torres(4), Espiel (3), Fuente Obejuna(9), Fuente Palmera(2), Guadalcázar(4), Iznájar (4), Lucena(20), Luque (1), Montalbán de Córdoba(6), Montilla (8), Obejo (1), Palenciana(2), Palma del Río(1), Pedroche(3), Peñarroya-Pueblonuevo(2), Posadas(4), Pozoblanco(11), Priego de Córdoba(3), Puente Genil (9), Rute (29), San Sebastián de los Ballesteros(1), Santaella (1), Torrecampo (4), Valenzuela(7), Villa del Río (1), Villafranca de Córdoba(3), Villaharta(2), Villanueva de Córdoba(1), Villanueva del Rey(1), Villaviciosa de Córdoba(3).