Peligro para 500 familias en Lucena que se pueden quedar sin agua


Vox critica que "la CHG puede dejar sin agua a más de 500 familias en Lucena" por el cierre de una fuente

Agua./Foto: Aguas de Montilla lucena
Agua./Foto: Aguas de Montilla
whatsapp image 2021 11 09 at 122611
José Ramírez del Río se reúne con los representantes de los afectados./Foto: Vox

El diputado nacional de Vox por Córdoba, José Ramírez del Río, ha criticado este martes que “la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) puede dejar sin agua a más de 500 familias en Lucena”, después de reunirse con propietarios de Campo de Aras a quienes les han notificado “el cierre de la fuente que suministra agua” a las citadas familias de la zona “al no tener autorización”.

Según ha explicado el diputado a los periodistas, “nos hemos puesto en contacto con la asociación Crisaras, ya que hace unos días tuvimos constancia de esta comunicación por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir”.

Así, ha señalado que los miembros de la asociación les han confirmado que “de hacerse efectiva esta comunicación deben cerrar la fuente, que suministra agua a 387 contadores, imponiendo una multa de 2.000 euros, en el caso de no hacerse efectiva, al considerarlo una falta leve”.

Al respecto, Ramírez del Río ha apuntado que “esto supone, en primer lugar, una actuación administrativa desproporcionada y que en ningún momento tiene en cuenta la cesión de derechos que la propia comunidad hizo al Ayuntamiento de Lucena en momentos, incluso, de sequía”.

En este caso, ha aseverado que “el propio Consistorio debería comunicar a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir la cesión de derechos, que llevaron a cabo hace años los vecinos de esta comunidad, de tal manera que no se produzcan este tipo de sucesos que están creando inquietud social de manera injustificada”.

De este modo, Vox ha criticado “la doble vara de medir”, porque “se está suministrando agua a ‘okupas’ en Lucena, mientras se pretende cortar este bien a 500 familias que, además de pagar el IBI, cedieron derechos de extracción de agua en 1980 para la ciudad al haber falta de suministro”.

En este sentido, ha destacado que “ya hubo un caso similar entre Écija y Marinaleda, donde un juez determinó que no se podía dejar sin agua a las familias, ya que era un bien de primera necesidad”.

Petición al Ayuntamiento

Y al ser “una acción iniciada por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir”, Ramírez del Río ha instado al Ayuntamiento a que “lleve a cabo los procedimientos administrativos necesarios para garantizar este bien de primera necesidad a los vecinos de Campo de Aras ante esta comunicación de la Confederación”.

Además, ha puesto sobre la mesa “la necesidad de actuar de manera inmediata en las instalaciones que suministran el agua a Lucena procedente de Zambra“, dado que “debido al mal estado de las mismas se está perdiendo agua”, algo que considera “un daño ecológico importante”.