El PP salda “una deuda histórica” con tres municipios cordobeses


Los populares consiguen aprobar la PNL en defensa de ampliar la zona regable del Genil-Cabra en la margen derecha a su paso por Puente Genil

Puente sobre el Río Genil./Foto: LVC PP
Puente sobre el Río Genil./Foto: LVC
Adolfo Molina./Foto: PP
Adolfo Molina./Foto: PP

El Grupo Parlamentario Popular ha conseguido aprobar la proposición no de ley, que defiende la ampliación de la zona regable del Genil-Cabra en la margen derecha a su paso por Puente Genil. El diputado cordobés del PP, Adolfo Molina, ha defendido esta iniciativa en la comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible del Parlamento andaluz.

Según Molina, “esta proposición viene a saldar una deuda histórica con casi un millar de agricultores de los términos municipales de Puente Genil, Aguilar de la Frontera y Moriles, ya que la infraestructura lineal del canal Genil-Cabra supone una cicatriz que divide en dos el término municipal de Puente Genil, con los considerables perjuicios que ello implica”.

Molina ha explicado en su intervención que “se da la paradójica circunstancia de que en Puente Genil, por donde transcurren 20 de los 33 km del canal, no se otorgaron derechos de riego en los terrenos ubicados en la margen derecha del canal, ni siquiera a las parcelas linderas o próximas, ni tampoco a aquellas que fueron divididas en dos por la propia construcción de la infraestructura; algo difícilmente entendible desde el punto de vista de la eficiencia de las inversiones y de la justicia territorial. En cambio, sí se permite el riego en la margen derecha del canal a partir del río Cabra en adelante, es decir, justo donde acaba el término de Puente Genil y comienza el de Santaella”.

“Esto supone una pérdida de oportunidades y de desarrollo económico inexplicable, ya que existe la posibilidad de ampliar esa zona regable sin que requiera ninguna inversión de la administración porque existe capacidad suficiente en las estaciones de bombeo principales de los primeros sectores de la zona”, argumenta Adolfo Molina.

Así mismo el diputado cordobés ha explicado que “la concesión de aguas para la zona regable Genil-Cabra contempla una dotación anual por hectárea de 4.823 m3, y la media de consumo entre 1990 y 2020 (ambos inclusive) fue de aproximadamente 2.300 m3/hectárea, menos de la mitad del canon en la actualidad (2.300 m3/año)”.

Además, “se podría rebajar aún más el consumo por hectárea si se acometiese el proyecto de mejora del embalse de Cordobilla”, ha explicado. “En la actualidad los agricultores del primer tramo del canal se ven obligados a regar por aspersión sus cultivos, ya que no pueden hacerlo por goteo debido a los problemas de atoramiento de las tuberías provocados por el lodo que pasa del embalse al canal; es inexplicable que la CHG acumule tanto retraso en la licitación de la obra del embalse de Cordobilla, lo que está provocando que los agricultores se vean obligados a utilizar técnicas de regadío de mayor consumo y menos operativas”.

Del mismo modo Molina ha informado a la comisión que, “en este caso, se dan excepciones al Real Decreto 1/2016 para la revisión del Plan Hidrológico del Guadalquivir (2015-2021), como es el caso de proyectos de modernización de regadíos declarados de interés general o autonómico, y para incentivar la reducción de la demanda en proyectos de modernización o transformación de regadíos que impliquen un ahorro de agua. La ampliación que se solicita para los términos de Aguilar de la Frontera, Moriles y Puente Genil es viable desde el punto de vista técnico y legal, y esto podría generar empleo y riqueza de forma inmediata sin necesidad de inversión pública”, ha afirmado.