En la XXIII Edición de la Cata de Moriles tendrán lugar una serie de catas sensoriales


Las ocho bodegas, lagares y cooperativas participantes abren sus puertas los días 23 y 24 de octubre para recibir a todos los visitantes que quieran conocerlas

catas sensoriales

En el marco de la XXIII Edición de la Cata de Moriles tendrán lugar una serie de catas sensoriales guiadas de estos afamados vinos de la mano de expertos catadores.

Moriles, en el sur de Córdoba, es tierra de vinos generosos de la Denominación de Origen Protegida Montilla Moriles, a la que Moriles da nombre desde su creación hace más de ochenta años, siendo una de las primeras D.O. de España.

Los vinos de Moriles destacan por sus características de color, aromas y sabores específicos, vinos de gran finura y calidad que le otorgan una singularidad inconfundible que las bodegas de Moriles protegen y miman año tras año.

Estos vinos tradicionales que proceden en su mayoría de la variedad reina en la D.O. que es la Pedro Ximénez, no son hoy los únicos vinos que Moriles atesora y es capaz de elaborar. Este fin de semana cualquier visitante podrá degustar toda la gama de vinos que se elaboran ya en todas las bodegas, lagares y cooperativas de Moriles conservando no solo su calidad sino también su personalidad.

Vinos jóvenes afrutados, vinos de tinaja, vinos nuevos del año, vinos finos exquisitos, amontillados inolvidables, palos cortados y finos viejos, vinos dulces Pedro Ximénez auténticos, la mayoría de ellos vinos en rama, sin filtrar y sin estabilizar, vinos cercanos, directos de la bota o el cono a la copa, vinos sin transfiguración, de los que muestran todas sus características, tal cual son, de los que te hablan directamente, de los que te dicen “aquí estoy yo, soy un vino de Moriles”. Vinos genuinos y singulares de Calidad Moriles.

Por ello, el lema de esta Cata dice “Sueña Moriles, en Rama y mucho más”, porque sus tierras de albarizas y su microclima junto a las variedades Pedro Ximénez y otras autóctonas como la Monte Pila, la Torrontés, la Balady Verdejo, la moscatel… hacen posible un mundo de vinos para todos.

La Cata de Moriles, ya consolidada en el calendario para muchos, destaca por su buen ambiente de siempre, porque en ella se cultiva el disfrute y el buen ambiente, es intergeneracional, es ordenada y cuidada en los detalles, de rica gastronomía y que promueve el consumo moderado y responsable, destacando especialmente el de los jóvenes que saben beber sus vinos. Una Cata que se centra en la información y la formación al alcance de todos, de los tipos de vino, de los procesos, de la tierra, de un paisaje único, de bodegas y lagares entre ondulados horizontes verdes de olivos y viñas que forman la Toscana andaluza que están tan a la mano.

Moriles en el centro de Andalucía está muy bien comunicado mediante las cercanas autovías de Córdoba-Sevilla y Córdoba-Málaga y las Líneas de Alta Velocidad a 20 km en Puente Genil-Herrera o Córdoba a treinta minutos.

Las ocho bodegas, lagares y cooperativas participantes abren sus puertas los días 23 y 24 de octubre para recibir a todos los visitantes que quieran conocerlas. De esta manera la Cata tradicional en el pabellón ferial ha dado paso este año a un formato más abierto, más seguro y más cercano. Moriles y sus bodegas se vestirán de fiesta y estará todo preparado para recibir a todos los que se registran cada día en la web catademoriles.es para disfrutar de un ambiente especial y de unos vinos únicos. También será posible acceder mediante el registro en cualquier bodega, aunque los aforos son limitados en cada recinto. Cada cual podrá realizar su tour de bodegas a su gusto, de una a otra bodega, el tiempo que quiera.

Moriles y sus bodegas recibirán al visitante como siempre lo hace, con los brazos abiertos, con la sencillez y la calidez de su gente, con la cercanía y la profesionalidad de sus bodegas, casi siempre familiares y pequeñas pero acogedoras.

En este ambiente festivo y alegre habrá además visitas guiadas y catas sensoriales dirigidas por profesionales del vino y grandes conocedores de los Vinos de Moriles.

Las catas sensoriales y las visitas, como actividades complementarias se desarrollarán en cada una de las bodegas, lagares y cooperativas entre el sábado 23 y domingo 24 en diferentes horarios, según bodega. Las plazas también son limitadas.

En el enlace catademoriles.es/cata-de-moriles/catas-sensoriales se encuentra toda la información para la reserva de plazas.