Montilla: Las obras del Parador comenzarán de manera inminente


Rafael Llamas ha explicado que estas obras "dejarán el edificio histórico preparado para el futuro uso al que irá destinado"

Parador./Foto: Ayuntamiento de Montilla
batch 1632903484295
Rafael Llamas y Raquel Casado./Foto: Ayuntamiento de Montilla

El alcalde de Montilla, Rafael Llamas y la teniente de Alcalde de Infraestructuras, Urbanismo y Medio Ambiente, Raquel Casado, han anunciado esta mañana la “inminente licitación de las obras de estabilización y consolidación del Parador”, un edificio histórico, ubicado en un lugar estratégico, a las puertas de la localidad y, cuyas obras según está previsto en el Proyecto, van a tener “una duración de ocho meses y un importe inicial de 667.900 euros”, según ha explicado Casado. 

Como ya se avanzó cuando se informó de la adquisición del Parador, las obras que se pretenden hacer en esta primera fase son “obras básicas para que no se siga deteriorando y no son las obras para su futuro uso, que no está completamente definido”, ha explicado la teniente de alcalde. En este sentido el alcalde ha manifestado que lo que “sí se tiene claro es que ha de ser un edificio vinculado a nuestro Turismo y a nuestra Cultura Enológica” y que por su ubicación, a la entrada de Montilla, debe funcionar como un Centro de Recepción de Visitantes, “uso que se complementará también con espacios temáticos, destinados a la empresa y al desarrollo económico vinculado al Turismo”, siendo esta actividad como es “una de las oportunidades de negocio que se pretende potenciar y construir en Montilla”. 

Rafael Llamas y Raquel Casado./Foto: Ayuntamiento de Montilla
Rafael Llamas y Raquel Casado./Foto: Ayuntamiento de Montilla

Además, según ha señalado el alcalde este edificio también funcionará como “puerta de entrada a la Campiña Cordobesa” ya que según avalan los datos, se percibe cada día más que Montilla se está convirtiendo en un lugar referente para toda la Campiña, un hecho, que aunque siempre ha sido evidente ahora está más visible que nunca gracias al “trabajo de forma más coordinada con todas las actividades culturales y de ocio y la apuesta de nuestras cooperativas, bodegas, lagares por un turismo vinculado a nuestra gastronomía y a nuestro vino”, ha explicado Llamas.

La superficie del Parador es de 1.082 metros cuadrados a los que se suma una parcela de 1.700 metros más,  “espacios que se destinarán a usos complementarios al edificio”. Para la segunda fase, el Alcalde ha explicado que el edificio se encuentra “dentro de los Programas de Sostenibilidad Turística que ha presentado Montilla, cuyo presupuesto está en torno a los 6 millones de euros”, unos programas en los que, ha dicho “tenemos puestas muchas esperanzas para culminar el edificio lo antes posible”.  Con este edificio Montilla “recupera parte de su historia”.

El Parador fue construido a mediados del siglo XIX por Francisco Solano Rioboó y Mena. En el año 1877, la vivienda ya se conocía como Parador de la Concepción, siendo un punto crucial de los caminos de aquella época en Andalucía. De hecho, su nombre inicial, y conservado hasta el momento, viene de su uso primigenio, al ser precisamente un parador de diligencias de viaje entre Sevilla, Córdoba y Málaga.

En el año de su construcción, el inmueble constaba de cuadra, pajar, fábrica de pisar uva y bodega con tinajas. No hay duda de que El Parador ha sido un sitio emblemático que la población ha conocido, visitado y vivido, enseñoreando el horizonte visual desde diversos puntos de Montilla con su antiguo molino de viento destacando entre sus tejados.