Un juzgado de Lucena investiga las circunstancias de la muerte del niño atacado por un perro


La juez encargada del caso se encuentra a la espera de recibir las diligencias policiales y los resultados de la autopsia

Juzgado de Lucena./Foto: LVC
Juzgado de Lucena./Foto: LVC
Juzgado de Lucena./Foto: LVC
Juzgado de Lucena./Foto: LVC

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Lucena, que se encontraba de guardia este pasado domingo, ha abierto una investigación acerca de los hechos relacionados con el fallecimiento del menor de cinco años de edad, tras ser atacado por un perro en una finca de la localidad lucentina.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), la juez encargada del caso se encuentra a la espera de recibir las diligencias policiales y los resultados de la autopsia a practicar en el Instituto de Medicina Legal (IML).

Fuentes cercanas a la investigación han confirmado a Europa Press que la principal teoría sobre los hechos es que se trata de una muerte de carácter accidental, después de que el niño, hijo de un matrimonio que cuidaba el cortijo donde ha ocurrido el suceso, fuera mordido en su dormitorio por un perro, un pastor belga malinois, encargado de realizar labores de vigilancia de la finca.

Los hechos se produjeron en torno a las 3:00 horas de este domingo, cuando los testigos de los hechos alertaron al centro de coordinación del 112 de que un menor de unos cinco años de edad había sido mordido por un perro en la citada carretera, a la entrada de la localidad.

El menor, que presentaba heridas graves en el cuello y varias partes del cuerpo, fue trasladado al centro de salud del municipio por medios particulares y los servicios sanitarios de la Junta certificaron su muerte. El cuerpo del niño se encuentra en las instalaciones del Instituto Anatómico Forense de Córdoba.

Asimismo, fuentes del Ayuntamiento de Lucena han trasladado a Europa Press que, a instancias de la Policía Nacional, el perro se encuentra en las dependencias de la empresa municipal encargada del servicio de recogida de animales. El Ayuntamiento mantiene retenido al animal a la espera de instrucciones judiciales.