El Ayuntamiento de Montilla aprueba definitivamente la cesión a la Junta del solar para la nueva sede del SAE


Dicho asunto contó con el voto favorable de todos los grupos de la Corporación Municipal en la última sesión plenaria

El Ayuntamiento de Montilla, en la sesión plenaria de este mes de agosto, ha aprobado definitivamente la cesión por parte del Consistorio de un solar de 390 metros cuadrados en la confluencia de las calles Conde de la Cortina y Alcalde Manuel Sánchez Ruiz a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, para la edificación de la nueva sede en la ciudad del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

La cesión de esta parcela urbana situada frente a la zona trasera del IES Inca Garcilaso, en el barrio del Gran Capitán, viene a dar a respuesta a la petición de la Dirección Provincial del SAE por disponer en Montilla de unas instalaciones de mayores dimensiones con la finalidad de prestar un mejor servicio en materia de oferta, demanda, intermediación o ayudas al empleo y de protección del desempleo por parte del SEPE. Además, la característica de que sea una oficina a nivel comarcal va a permitir, en dicha ubicación, un mejor acceso y una mejor comunicación con respecto a las localidades limítrofes.

Según recordó la edil de Urbanismo, Raquel Casado, en dicha sesión, el contrato de mutación demanial externa se realiza para los próximos 30 años. Por su parte, el alcalde Rafael Llamas puntualizó que “así queda culminado el expediente y lo que esperamos es que el edificio, que la Junta va a desarrollar con fondos europeos, esté lo antes posible y podamos desarrollar ese proyecto vinculado también a nuestra cultura, al turismo y también al desarrollo económico para mantener el equilibrio en el municipio”.

solar 1

La edificación de la nueva sede supondrá el traslado del SAE y el SEPE desde su actual emplazamiento en el denominado Molino del Duque, sede de un antiguo molino aceitero de dos plantas con fachada principal al Llano de Palacio, que fue objeto de una importante actuación de restauración a finales del siglo pasado, como paso previo a la instalación en 2001 de la oficia de empleo.