Juan Pérez, alcalde de Lucena: “Los primeros días en los que estábamos confinados sufría porque no sabía que podía ser de Lucena”


En la siguiente entrevista, el alcalde de Lucena ofrece las claves de la transformación de la ciudad en las últimas décadas y realiza balance de su mandato

Juan Pérez, alcalde de Lucena./Foto: LVC
Juan Pérez, alcalde de Lucena./Foto: LVC
captura de pantalla 2021 07 27 a las 00847
Juan Pérez, alcalde de Lucena./Foto: LVC

Es lunes a media mañana, desde su despacho en la Plaza Nueva, el alcalde de Lucena, Juan Pérez (PSOE), nos atiende. Se trata de hacer balance en el ecuador del mandato y, aunque será en la parte final, la pandemia está presente en muchos momentos.

Lucena es una ciudad distinta, en casi todo, al resto de Córdoba. Su carácter emprendedor, por ejemplo, la ha llevado a sortear la crisis económica provocada por el coronavirus de una manera solvente. El sector del clima no para de crecer y, como explica el alcalde, el de la madera no solo ha superado el varapalo de 2008, sino que se ha consolidado y ahora va a más.

Lucena es una ciudad de grandes proyectos, aunque su primer edil se ha centrado en los más próximos a la ciudadanía, pero sin descuidar empresas como las del Parque Europa, para conectar a los barrios con el centro. Y, además, tiene una corporación municipal en la que se alcanzan consensos con asiduidad ¿Cuál es el secreto? Las claves en la siguiente entrevista.

Estamos a mitad del mandato, ¿qué balance hace el alcalde de Lucena de estos dos años?

Es complicado porque me abordan una serie de sentimientos, que han tenido una incidencia directa en el propio balance. Por un lado, tristeza, porque empezamos con muchísima ilusión -y la seguimos teniendo- y con una persona que, para mí, significaba y significa mucho, como es Manolo Lara (Cantizani), que desgraciadamente se encontraba en la fase final de su enfermedad y se nos va a los pocos meses de haber empezado el mandato. Eso condiciona mucho.

Después del fallecimiento de Manolo, a los 14 días, entramos en el estado de alarma, con lo cual imagínate la situación que hemos estado viviendo anímicamente.

¿Se han podido cumplir los objetivos anteriores a la pandemia?

210722 clausura cursos intensivos ingles 6
Juan Pérez./Foto: Ayuntamiento de Lucena

Desde el punto de vista de consecución de objetivos no me quejo, porque gran parte de los que nos habíamos marcado al comienzo del mandato no son grandes objetivos; son proyectos del día a día, que los ciudadanos están pidiendo que se cumplan. Ese tipo de cuestiones se han ido desarrollando con absoluta normalidad. 

Es verdad que hemos tenido que derivar dinero que teníamos previsto para otras acciones, a las que han sido consecuencia de la covid. Recuerdo ese plan especial de emergencia social y económica, que tuvimos que elaborar en el mes de marzo del año pasado. Ese plan de trabajo que se desarrolló a lo largo del año suponía implementar o modificar el crédito hasta en un millón y medio de euros, aproximadamente. Evidentemente, tienes que dejar de hacer otros programas que tenías previstos. Pero es que este año vamos a invertir en el programa Reemprende, que son ayudas directas a los comercios, 600.000 euros y otros 100.000 más hemos invertido en los bonos consumo, amén de todas aquellas convocatorias nuevas, que estamos sacando para ayudar -en la medida de nuestras posibilidades, que son muy limitadas- a la ciudadanía.

La idea es trabajar mucho más, de una manera más directa con la ciudadanía, para atender las necesidades que nos van demandando y eso implica que tengamos que reajustar los presupuestos. Y la idea ha sido siempre (siempre se ha cumplido) aprobar los presupuestos antes de que acabe el año, para que estén operativos al comienzo del siguiente. Creo que eso ha sido un acierto, porque te permite que esté operativo y trabajar con ese presupuesto y hacer las correspondientes transferencias de crédito a nuevas partidas, que con un presupuesto prorrogado habría sido francamente más difícil.

Ha habido mucho consenso de los partidos que forman el Consistorio.

Es algo en lo que tenemos que poner énfasis, la implicación de todos los grupos políticos, sin excepción en esta tarea. Absolutamente todos se han implicado, mantenemos reuniones casi semanales y todas las medidas las estamos tomando por consenso. A mí me da una fortaleza importante y de cara a la ciudadanía, también, porque le da más seguridad. Creo que es un ejemplo a seguir en toda la geografía española.

La transformación de Lucena, gracias a los fondos europeos, ha sido importante. Se ha conseguido cambiar progresivamente lo que es el centro

El consenso también ha llegado en cuestiones como las ocupaciones.

La Mesa de Viviendas Ocupadas se crea a propuesta del Grupo Ciudadanos, que tiene la presidencia y la vicepresidencia nosotros y están todos los grupos políticos, técnicos municipales, la Policía Local y la Federación de Asociaciones de Vecinos. Se han aprobado una serie de medidas y hemos pedido colaboración a todas las administraciones. Vamos a hacer una campaña en redes sociales para intentar que las personas que tienen viviendas puedan adoptar medidas preventivas y, en caso de que sean ocupadas, puedan adoptar medidas tendentes a recuperar su propia vivienda. Estamos cerrando con el Colegio de Abogados de Lucena -estamos cerrando la forma jurídica- para que aquellas personas que necesiten asesoramiento y tutela jurídica, lo puedan hacer y nosotros subvencionemos parte de los gastos que se deriven de esa acción.

Evidentemente, la ocupación es un problema que llega a todos los lugares, generalizado, no solo de Lucena. Estamos tratando bien, gracias a esta Mesa y a los Servicios Sociales Comunitarios y a la Delegación de Vivienda, todos estamos aunando esfuerzos para tratar con las personas que ocupan viviendas y darles otra salida que no sea la ocupación. Tratamos de dar respuestas a las familias que ocupan, que en algunos casos son muy vulnerables, pero también a las familias que se ven en esa situación en la que han ocupado su vivienda. Teníamos dos focos a los que prestar atención en dos lugares de Lucena y afortunadamente se han resuelto. 

Habla de proyectos del día a día, pero también hay grandes proyectos como el del Parque Europa.

whatsapp image 2021 07 27 at 000603
Juan Pérez./Foto: Ayuntamiento de Lucena

Exacto. Tiene dos vertientes, la primera de 1.800.000 euros, que está en contratación y proviene de Fondos Edusi (europeos). Antes de que acabe el año lo tendremos ya adjudicado y habrán comenzado las obras. Y la idea es que a mediados de 2022 podamos sacar a licitación la otra fase del proyecto, que está en torno a 1.100.000, 1.200.000 euros. También se va a nutrir con fondos europeos, pero casi la mitad con propios del Ayuntamiento. Estamos trabajando para que, en diciembre de 2023, esté concluido todo el programa Edusi (6.250.000 euros).

A pesar de todas las vicisitudes que hemos tenido -a veces las obras son complicadas-, hay casos como el del pabellón Oeste 1: entró en concurso de acreedores; hemos tenido que rescatar el proyecto; hacer uno nuevo; y finalmente ya lo hemos podido resolver y está en fase de adjudicación a la empresa. Podremos adjudicar la fase final del proyecto y ponerlo en valor el año que viene. 

Otro proyecto es establecer un carril bici que una el Parque Europa, la Vía Verde, con el centro y de ahí a los barrios, con unos 400.000 euros de fondos europeos. Estamos preparando el anteproyecto para después sacarlo a licitación.

¿Cómo van a impactar todos esos proyectos en el desarrollo de Lucena?

Afortunadamente, todas las corporaciones municipales de Lucena -porque es un proceso largo- hemos tenido la suerte de poder acogernos a distintas convocatorias europeas y, en definitiva, son proyectos de ciudad y lo importante es que seamos capaces de caminar todos juntos. Es algo que tenemos totalmente asimilado en este Ayuntamiento y, cuando hablamos de un proyecto de ciudad, la corporación va adelante, todos. 

La transformación de Lucena, gracias a los fondos europeos, ha sido importante. Se ha conseguido cambiar progresivamente lo que es el centro, lo que llamamos la almendra (desde las rondas de circunvalación al centro). Y ahora en lo que estamos es en intentar conectar ese centro con los barrios. De ahí el Parque Europa, el pabellón Oeste 1, el comedor escolar Virgen de Araceli, el cerramiento de la pista del San José de Calasanz o el carril bici que queremos ir definiendo en los próximos meses. Todo para hacer que Lucena sea mucho más homogénea en su visión y en su interpretación.

Tenía un secretario al que tengo un grandísimo aprecio, ya se ha jubilado, que me decía que cada vez que tenía que tomar una decisión y era difícil, que mirara a la Plaza Nueva y viera a las personas que estaban paseando y pensara qué es lo que quieren; que me pusiera en la situación de esas personas para tomar las decisiones.

Lucena tiene también una economía muy fuerte ¿Cuál es el secreto?

Hablaba este sábado con un empresario lucentino que se dedica al sector de la automoción, no es precisamente uno de los sectores productivos potentes, y coincidía conmigo en que Lucena -no sé si es por nuestras propias raíces-, por nuestra forma de sentir y de vivir, por nuestra propia idiosincrasia, Lucena es muy emprendedora. Afortunadamente, el sector del frío está funcionando muy bien. A pesar de la crisis sanitaria y económica, el sector se ha posicionado claramente y está creando empleo, sigue creciendo. Hay empresas que, en dos o tres años su crecimiento puede ser exponencial, pero es que el sector del mueble, que sufrió una crisis brutal, tremenda, desde 2008 se está recuperando. Se ha consolidado y se ha reactivado incluso. Y, después, ha sido capaz de posicionarse en mercados europeos. Hasta hace unos años, el sector del mueble no tenía necesidad de buscar otros nichos de mercado y han sido capaces de evolucionar, de adaptarse a las circunstancias y apostar por la calidad y por el diseño.

Gran parte del producto interior bruto de Lucena se centra en cuatro sectores productivos, el 60 por ciento. Eso es señal de que es tremendamente emprendedora, creando sinergias, modelos de clusters empresariales…

La pandemia lo condiciona todo, cómo les ha afectado.

El alcalde de Lucena, Juan Pérez./Foto: LVC
El alcalde de Lucena, Juan Pérez./Foto: LVC

Hubo un momento en que llevamos el paso cambiado, en septiembre (de 2020) tuvimos un pico muy importante. Era el momento en el que estábamos empezando a funcionar con los sistemas de información de la Junta de Andalucía y no se pudieron volcar todos los datos. Pero cuando hablaba directamente con la Delegación de Salud y Familias, con el delegado del Gobierno y la Subdelegación, nosotros veíamos que subíamos, que teníamos un índice acumulado muy alto que no se reflejaba (finalmente, salió) y ahí adoptamos medidas significativas. No tanto como innovadoras, pero sí diferenciadoras y después se han ido siguiendo por otros municipios y por las propias administraciones. Mantenemos reuniones constantes de la Junta de Portavoces y, ahora, desde las redes sociales son los jóvenes los que mandan mensajes a toda la ciudadanía de concienciación y de implicación. Protección Civil está prestando una labor encomiable en Lucena. Hemos reforzado, con la Policía Local, los controles de estupefacientes y de alcoholemia, para intentar evitar que haya muchas celebraciones de carácter privado, incontroladas. Estamos intentando no llegar a los 1.000 casos por casos por cada 100.000 habitantes, porque tendríamos que adoptar medidas mucho más contundentes. La situación es delicada y tenemos que poner todos de nuestra parte. 

¿Cuánto ha sufrido el alcalde con esta pandemia?

Los primeros días en los que estábamos confinados sufría porque nadie sabía cuáles iban a ser las consecuencias y no sabía que podía ser de Lucena y, en general, de la sociedad. He tenido la suerte, y lo vuelvo a reiterar, de contar con todo el apoyo de los grupos políticos para tomar decisiones y han sido sustentadas en ese consenso, que me ha dado más fuerza y más convicción, si cabe. 

Pero la situación ha sido francamente dura, difícil, porque le pones cara a las personas. Porque los problemas, cuando los ves de lejos, a lo mejor te afectan de otra manera. No quiere decir que no te impliques en ellos. Pero cuando ves a vecinos, al amigo que ha fallecido en una edad inapropiada, a ese ciudadano que está sufriendo en una unidad de cuidados intensivos, que se pasa sedado un mes o menos y medio y después tiene que recuperar, de nuevo, todos sus hábitos de vida y su movilidad… Eso es duro, se sufre como alcalde y como persona. 

Espero que estemos en la fase final de esta etapa durísima. Creo que este ha sido y va a ser un mandato marcado por la pandemia. Y deseando siempre que las decisiones que tomas sean las mejores. Yo tenía un secretario al que tengo un grandísimo aprecio, ya se ha jubilado, que me decía que cada vez que tenía que tomar una decisión y era difícil, que mirara a la Plaza Nueva y viera a las personas que estaban paseando y pensara qué es lo que quieren; que me pusiera en la situación de esas personas para tomar las decisiones. La pandemia nos ha obligado a reinventarnos a todos y hemos tenido que tomar decisiones que tampoco sabíamos claramente cuáles podían ser las consecuencias. Pero entendíamos firmemente que había que tomarlas en ese momento y así lo hicimos.