Lucena: Vox pide que se revitalice el Centro Enogastronómico Olivino


Hidalgo: "Permanece cerrado 10 años después de su inauguración, por la dejadez, desidia, abandono y falta de gestión de la administración responsable"

Antonio Hidalgo./Foto: Vox
Antonio Hidalgo./Foto: Vox

El Centro Enogastronómico Olivino, que hoy se mantiene cerrado tras diez años de su inauguración, nació con la idea de que formara parte de la Ruta del Vino Montilla-Moriles y se convirtiera en un centro de referencia turística, cultural y gastronómico de vinos y aceites, “al estar situado a las puertas de la Subbética, en la Vía Verde del antiguo tren del aceite, es un proyecto con gran potencial turístico, pero que por una mala gestión permanece cerrado”, explica Antonio Hidalgo, portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Lucena.

Antonio Hidalgo./Foto: Vox
Antonio Hidalgo./Foto: Vox

“La inversión total supuso un coste de más de 750.000 euros, con la participaron del Gobierno Central, la Consejería de Turismo, el Grupo de Desarrollo Rural de la Subbética y el Ayuntamiento de Lucena, permanece sin actividad desde su inauguración, lo que ha llevado al grupo municipal de Vox a pedir explicaciones al equipo de gobierno municipal para conocer en qué punto se encuentra”.

“Hemos pedido información sobre el estudio de viabilidad encargado en 2020 para determinar las estrategias a seguir para la reconversión del Centro Enogastronómico Olivino, porque en la actualidad seguimos sin conocer el resultado de dicho estudio o sobre el uso que se le va a dar a este edificio y colindantes integrados en el proyecto. Sin embargo sigue anunciado tanto en la página de turismo como en la del GDR, Turismo de la Subbética”, apunta Hidalgo.

“Pedimos una pronta actuación y la dotación necesaria para revitalizar el edificio, que se le dé el uso para el que fue destinado, y que se estudie la posibilidad de darle apertura público-privada para su gestión si la administración no es capaz “, concluye Hidalgo.