IU lleva al Pleno el “deficiente estado” del arroyo Salado


La acumulación de maleza y sedimentos conlleva “riesgos medioambientales, económicos y sociales” que se agravan en periodos de lluvia

Arroyo Salado./Foto: IU
Arroyo Salado./Foto: IU
Arroyo Salado./Foto: IU

El grupo de Izquierda Unida se hará eco en el próximo Pleno de la Diputación del estado de abandono en que se encuentran los cauces de los ríos y arroyos de la provincia, particularmente el del arroyo Salado, que discurre por los municipios de Montilla, Montalbán, Santaella, Aguilar de la Frontera y Puente Genil y que desemboca en el río Genil. En concreto, desde IU piden “una intervención que no se limite a actuaciones puntuales” para resolver “un problema que conlleva un alto impacto medioambiental, pero también un riesgo económico y social” para los municipios afectados y para el conjunto de la provincia.

El portavoz de IU en la Diputación, Ramón Hernández, ha explicado que el “deficiente” estado de conservación de los cauces de ríos y arroyos provoca problemas que se agravan al producirse episodios de lluvias torrenciales. En el caso del Salado, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha realizado a lo largo de los años “actuaciones puntuales con una escasa o nula planificación integral”, que en ocasiones “solo han provocado una mayor incidencia en las afecciones que provocan las lluvias, ocasionando daños en cosechas e infraestructuras como carreteras o caminos, así como un importante daño medioambiental”.

Por ello, desde IU plantean la necesidad de “establecer de forma urgente un plan integral que acometa obras de limpieza sobre la maleza, vegetación no protegida y acumulación de sedimentos y de restauración medioambiental”, siempre “en coordinación con el resto de administraciones, especialmente con los ayuntamientos afectados” y “desde el respeto a los ecosistemas asociados a los cauces”. Además, Hernández ha subrayado que “el plan debe extenderse más allá del propio cauce del Salado”, interviniendo también “en los principales afluentes del mismo, como es el caso del arroyo Mansegoso, afluente principal, que afecta a La Rambla, La Guijarrosa y Fernán Núñez”.

Objetivos de la Agenda 2030

En la actualidad, además, “nos encontramos con un marco idóneo para el desarrollo de políticas de restauración y recuperación ambiental”, que es una de las directrices de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y también una de las líneas de acción del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia ‘España Puede’, enmarcado dentro de los Fondos de Recuperación Europeos ‘Next Generation’. La conservación y restauración de ecosistemas y su biodiversidad es una de las “políticas palanca” contempladas den dicho plan, y cuentan con una inversión total prevista de 1.167 millones de euros hasta el año 2023.

Por todo ello, IU plantea que el Pleno de la Diputación solicite a la CHG “la puesta en marcha de un Plan de Actuación Integral de mantenimiento y restauración del arroyo Salado y a acometer, de forma urgente, la limpieza y acondicionamiento del arroyo Salado y su afluente Mansegoso”. Al mismo tiempo, solicita establecer vías efectivas y ágiles de comunicación con los ayuntamientos, que a menudo “se plantean realizar actuaciones encaminadas a la restauración de arroyos o ríos y se encuentran con que la respuesta a los permisos que se solicitan se eterniza en el tiempo”.