Ilmex (Ximénez Group): jornadas laborales de más de 10 horas y sin actualizar el convenio colectivo


Los trabajadores exigen la adhesión al Convenio Provincial del Metal y califican de “arcaicas” las condiciones salariales y de regulación de la jornada

Estand de Ilmex (Ximenez Group) en Christmasworld 2020./Foto: LVC
Estand de Ilméx (Ximenez Group) en Christmasworld 2020./Foto: LVC

Los trabajadores de la empresa ILMÉX, perteneciente a Iluminaciones Ximénez, han protagonizado este lunes una huelga parcial convocada por UGT-FICA Córdoba (Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT) para denunciar el bloqueo, y prácticamente ruptura, de las negociaciones relacionadas con el convenio colectivo. ILMÉX es una de las filiales del Grupo Ximénez y cuenta con una plantilla estable de unos 60 trabajadores, que en períodos puntuales supera el centenar de efectivos.

La huelga parcial ha tenido lugar en la franja horaria comprendida entre las 11.00 y las 13.00 horas, cuando los trabajadores de Ilméx se han concentrado en la puerta de la fábrica para reclamar la mejora de sus condiciones laborales y salariales, así como un cambio de postura de la empresa en relación a la negociación del convenio colectivo. En este punto, desde UGT-FICA Córdoba se lleva trabajando durante mucho tiempo en la adhesión de Ilméx al Convenio Colectivo Sectorial del Metal de la provincia de Córdoba.

Antonio Lopera, secretario de Acción Sindical de UGT-FICA Córdoba, acudió a la concentración y explicó que “el seguimiento ha sido del 100% en los talleres y algo menor en las oficinas”. Para entender el conflicto, Lopera recordó que “en esta empresa había un convenio hasta 2012 que era similar al provincial del Metal, fue entonces cuando se cambió a uno de empresa que estaba muy por debajo de las condiciones que teníamos pactadas, algo que permitió la reforma laboral”. “Este acuerdo era coyuntural  y contenía una cláusula que incluía el paso al Convenio Colectivo del sector dos años después de perder vigencia el acuerdo, es decir, ILMÉX tenía que estar acogido al convenio del Metal desde 2018, pero modificaron ese punto y ya llevamos 3 años atascados”.

La coyuntura como situación indefinida

En el último año y medio “han continuado las negociaciones, pero la empresa sigue partiendo de las condiciones del último acuerdo, en vez de atenerse a las circunstancias que había antes de ese convenio, que recordamos se firmó de forma coyuntural en mitad de una crisis”, explicó Lopera. Concretamente, desde UGT-FICA Córdoba apuestan por la aplicación del Convenio provincial del Metal. “No estamos pidiendo nada del otro mundo, sólo la aplicación que le corresponde por su actividad y que, de esta forma, se acabe con unas condiciones laborales que son arcaicas y que, en materia salarial, se mueven en torno al Salario Mínimo Interprofesional (SMI)”, señaló el responsable sindical.

Asimismo, el presidente del comité de empresa de Ilméx, José Ángel Montero, aseguró que “la huelga era lo último que nosotros queríamos y siempre nos hemos mostrado favorables a la negociación de un acuerdo, pero la postura de la empresa lo ha impedido”. Entre otras cuestiones, Montero explicó que “no existen las categorías profesionales, ya que el 100% de los trabajadores de la fábrica somos peones, algunos con muchísimos años de experiencia y con responsabilidades amplias”.

Más de 10 horas diarias sin fines de semana ni festivos

Otro de los asuntos más urgentes y en el que las posturas están más enfrentadas, es el que hace referencia a la distribución de la jornada. “Somos conscientes de que esta empresa se mueve por campañas, especialmente Navidad y las ferias, pero no podemos firmar eternas jornadas de trabajo durante meses, porque también somos personas y tenemos familias”. En este sentido, el presidente del Comité de Empresa recordó que “existe una bolsa de trabajo para cubrir estos casos”.

En relación a la distribución horaria, la empresa concentra esas 180 horas de jornada irregular en 6 meses, “por lo que estamos hablando de temporadas muy largas con jornadas de más de 10 horas, teniendo en cuenta que aquí también se trabaja en fines de semana y festivos”, matizó Montero.

En definitiva, todo el empeño del comité de empresa está en “alcanzar un convenio legal y digno”. Un objetivo para el que no van a escatimar en esfuerzos. “Éste sólo ha sido un paro casi simbólico, de apenas dos horas, pero una vez que hemos empezado las movilizaciones no vamos a parar hasta que consigamos alcanzar un acuerdo”, concluyó Lopera.