Así serán los nuevos modelos de feria


El alcalde de Lucena señalaba que se debe de entender “como un gesto de solidaridad y colaboración con uno de los sectores económicos"

Feria de la Primavera./Foto: Ayuntamiento de Lucena
Feria de la Primavera./Foto: Ayuntamiento de Lucena
Feria de la Primavera./Foto: Ayuntamiento de Lucena
Feria de la Primavera./Foto: Ayuntamiento de Lucena

Los próximos meses traerán consigo la celebración de algunas ferias, pero como si de un refresco se tratase, la situación provocada por el coronavirus  hará que las mismas no sean azucaradas. Esto es, solo habrá atracciones en recintos acotados a tal efecto. Este será el caso de la capital y ya lo es en la ciudad de Lucena con su Feria de la Primavera.

En el caso de la localidad de la Subbética, la feria se desarrolla sobre un recinto perimetralmente acotado de 12.000 metros cuadrados, las atracciones y los puestos ambulantes se disponen de forma que se aseguran las distancias a fin de evitar las aglomeraciones. Conforme a lo dispuesto por la normativa de la Junta de Andalucía, esta feria se asemeja en su disposición a un parque temático con puntos de acceso y salida diferenciados y con un permanente control de aforos (en el actual nivel 3 de alerta, el límite es el 50%, es decir, unas 1.250 personas simultáneamente) a cargo de un servicio de vigilancia contratado por el Ayuntamiento lucentino. Además, las atracciones y los puestos de comida y bebida trabajarán con reducción de aforos.

El alcalde de Lucena, Juan Pérez, destacaba “el respeto absoluto hacia las normas de seguridad que exige un evento de este tipo, que si cuenta con la colaboración de todos las personas implicadas, desde los propios empresarios feriantes hasta los visitantes, no tiene por qué ser un lugar inseguro”, recordando que el esfuerzo que desde el Consistorio se hace por organizar esta Feria de la Primavera se debe de entender “como un gesto de solidaridad y colaboración con uno de los sectores económicos de Lucena más afectados por esta crisis. Son más de 14 meses los que muchas de estas familias llevan sin trabajar”.

En ese mismo sentido se expresaba el alcalde de Córdoba, José María Bellido, señalaba que este sería el segundo año en que este colectivo no podría trabajar. De modo que avanzaba que el Ayuntamiento tomará nota de lo que se está realizando en Sevilla, de lo bueno y de los aspectos a corregir, anunciando el alcalde que se va a establecer un recinto cerrado en el mes de mayo, donde los feriantes puedan desarrollar su actividad por medio de la instalación de atracciones.