Jesús López: “Es un error meter en el mismo saco a todos los tipos de ocupación”


"Siempre he dicho, si no podemos conseguir que esta actividad cese, por lo menos aburrir a los okupas hasta que determinen que Lucena no es un lugar interesante para practicar esta actividad”

López
Jesús López y Araceli García./Foto: LVC
López
Jesús López y Araceli García./Foto: LVC

Durante los últimos días hemos venido radiografiando la situación de la ocupación en la ciudad de Lucena. De la mano del presidente de la Mesa de Ocupaciones municipal, Jesús López (Cs), se ha ido desgranando la problemática, las medidas que se están implementando y, ahora, los distintos tipos de esta forma de proceder.

“Veo muy importante hacer hincapié en que la ocupación no se manifiesta de la misma manera en todos los casos”, advierte López. El concejal subraya que “es un error meter en el mismo saco a todos los tipos de ocupación”. Y pone un ejemplo gráfico: “una familia normal y corriente, que el banco le embarga su vivienda pero se niegan a irse, automáticamente se convierten en ‘okupas’. Pero ante estas casuísticas nosotros no intervenimos ni se creó la Mesa con este ánimo”. 

“Hay muchas familias que verdaderamente no pueden obtener una vivienda, se ven obligados a tener que servirse de la ocupación para poder tener un techo”, enfatiza López, que añade que “conviven totalmente en paz y no dan un problema a sus vecinos. Ahí en lo único que entramos, junto con Servicios Sociales, es para regular la situación de esas familias y puedan tener una vivienda con todas las garantías de la ley”.

El presidente de la Mesa de Ocupación advierte, por tanto, que “nosotros hacemos hincapié en la actividad delictiva de la ocupación por bandas, que están creando problemas de convivencia con muchos vecinos”. 

Pese a ello, López señala que “cabe recordar que, en Lucena, aunque hay numerosas viviendas ocupadas son solo tres emplazamientos los que han generado conflictos vecinales. Y los vecinos llevan mucho tiempo con desvelos, con problemas, e incluso, han recibido amenazas. Desesperados porque no se le ponía remedio a este asunto”. 

Finalmente, el edil de la formación naranja recuerda que, “en el caso de calle Mediabarba habían sufrido las consecuencias en sus propios negocio y esto no se podía consentir, había que hacer algo”. Y asegura que “estamos agudizando el ingenio para, de alguna manera, intentar paliar esto. Y, como siempre he dicho, si no podemos conseguir que esta actividad cese, por lo menos aburrir a los okupas hasta que determinen que Lucena no es un lugar interesante para practicar esta actividad”.