La segunda balsa de Palma del Río, cada vez más cerca


“Miralbueno II” ocupará una superficie de 2.235 hectáreas. Tendrá una capacidad de 350.000 metros cúbicos de agua

Terreno donde se construirá la segunda balsa./Foto: Ayuntamiento de Palma del Río
Terreno donde se construirá la segunda balsa./Foto: Ayuntamiento de Palma del Río
Terreno donde se construirá la segunda balsa./Foto: Ayuntamiento de Palma del Río
Terreno donde se construirá la segunda balsa./Foto: Ayuntamiento de Palma del Río

La alcaldesa Esperanza Caro de la Barrera ha visitado esta mañana con el presidente de la Comunidad de Regantes de la Margen Derecha del Genil, Francisco Luis González y el director gerente Juan Carlos Moreno, los terrenos donde está prevista la construcción de una nueva balsa de regulación que permitirá incrementar la capacidad de almacenamiento de agua de la Comunidad de Regantes, y que se construirá junto a la ya existente “Miralbueno I” localizada en el paraje de El Remolino.

Caro de la Barrera ha estado acompañada del teniente de alcalde de Servicios Públicos, José María Parra, además del el arquitecto municipal Carlos Pérez y el técnico municipal de gestión y disciplina urbanística, Andrés Fernández, quienes ya están trabajando en el expediente para la concesión de la preceptiva licencia municipal de obras. 

Cabe señalar que la Comunidad de Regantes ha solicitado el apoyo del Ayuntamiento de Palma del Río para llevar a cabo este proyecto, así como la declaración del interés social de la actuación proyectada.

En este sentido, la primera edil ha hecho especial hincapié en “la importante repercusión que tendrá la nueva balsa para el sector agrícola de Palma del Río, por lo que desde el Ayuntamiento vamos a prestar todo nuestro apoyo y estaremos muy encima de este proyecto”.

“Miralbueno II” ocupará una superficie de 2.235 hectáreas. Tendrá una capacidad de 350.000 metros cúbicos de agua y beneficiará a cerca de medio millar de agricultores de cítricos, olivar, almendros y otros cultivos como sandía y cebolla. 

Entre los objetivos que se pretenden conseguir con esta nueva infraestructura destaca la mejora de la calidad del agua, ya que el sistema funcionará como balsa de decantación. Asimismo, se instalarán automatismos destinados a realizar una detección activa de pérdidas de agua, controlando las que se puedan producir mediante la integración de las instalaciones proyectadas dentro de las ya existentes renovando el sistema de telecontrol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here