Palma del Río: 20 actas por una fiesta y un botellón ilegales


El concejal de Seguridad insiste en la necesidad de actuar con responsabilidad ante la amenaza de una cuarta ola

busca decreto Jefatura de la Policía Local de Palma del Río./Foto: LVC
Jefatura de la Policía Local de Palma del Río./Foto: LVC
whatsapp image 2021 03 23 at 171729
Fran Corral./Foto: Ayuntamiento de Palma del Río

La Policía Local y la Guardia Civil de Palma del Río han llevado a cabo durante el pasado fin de semana dos intervenciones en la localidad en las que se han levantado más de una veintena de actas por diversos tipos de infracciones.

Según ha informado el concejal de Seguridad, Fran Corral, la primera de ellas se llevó a cabo el pasado viernes a través de un dispositivo montado por la Policía Local en colaboración con la Guardia Civil de Palma del Río. Los agentes intervinieron en un espacio público en el que se tenía constancia de la celebración de un botellón, donde se descubrió a un grupo numeroso de personas bebiendo en horario fuera del ‘toque de queda’. Estas personas fueron identificadas y propuestas para sanción además por otros diversos motivos.

Asimismo, una segunda actuación se desarrolló en la noche del sábado, cuando se tuvo conocimiento por la Guardia Civil de que se estaba celebrando una fiesta en un domicilio particular. Tras montarse el dispositivo se intervino en dicho domicilio donde se levantó una docena de actas.

Ante todo lo anterior, el concejal de Seguridad ha aprovechado para “agradecer la labor que tanto la Policía Local como la Guardia Civil están desarrollando en nuestra ciudad” y ha destacado “la coordinación con la que se desarrollan las actuaciones, que no tienen otro objetivo que el de velar por el cumplimiento de las normas”.

Por otro lado, Corral ha querido “enviar un mensaje de ánimo a la ciudadanía para seguir actuando como hasta ahora, con responsabilidad”, y ha advertido que “este tipo de reuniones y concentraciones chocan frontalmente con la situación de pandemia que vivimos, y no son sino una muestra de irresponsabilidad por parte de quienes las realizan y se exponen al contagio, no solo de ellos sino de sus propios familiares, pudiéndoles acarrear fatales consecuencias”. El edil de Seguridad ha avisado que “aunque el número de contagios ha descendido, la amenaza de una cuarta ola está sobre nosotros y no podemos bajar la guardia”.