La temporada de monterías acaba este domingo


Asja informa que el jabalí se podrá seguir monteando un mes más, hasta el 14 de marzo, a través de batidas de gestión, al encontrarse toda la provincia declarada en emergencia cinegética por el mismo

BIC rehala rehalas montería Vox
Rehala en una montería. /Foto: LVC
BIC rehala rehalas montería Vox
Rehala en una montería. /Foto: LVC

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Córdoba informa de que el día 14 de febrero finalizará el periodo hábil de caza mayor y, por ende, la celebración de monterías, poniéndose fin a una temporada de caza marcada de forma importante por el covid.

La incidencia del COVID ha supuesto que muchas monterías, ganchos y batidas no se hayan celebrado. No obstante, se ha podido montear en determinados casos, siguiendo una serie de normas y de limitaciones que se han implantado. 

Ello ha supuesto que se haya podido cazar en muchas fincas sin que haya habido incidencias de naturaleza sanitaria reseñables. Es por ello por lo que, desde Asaja, “entendemos que el sector ha estado a la altura de las circunstancias, desde los propios cazadores, pasando por los orgánicos, así como la infinidad de personal que suele trabajar en este tipo de cacerías (veterinarios, carniceros, postores, rehaleros, etc)”. 

Y es que ha quedado de manifiesto la absoluta necesidad de llevar a cabo la caza de las especies de caza mayor, dado que, de no hacerlo, “se incrementarían de forma inevitable los accidentes de tráfico, los daños en fincas agrícolas, el daño a la flora autóctona y su regenerado por el aumento de poblaciones, así como serían considerables los daños de naturaleza sanitaria por contagios entre la fauna silvestre y la ganadería doméstica”.

En el caso concreto del jabalí, las poblaciones de esta especie siguen al alza, tanto en entornos de campiña como en la sierra. A pesar de cazarlo a lo largo de todo el año con modalidades como los aguardos o los recechos, la especie no para de expandirse. Es por ello por lo que la provincia de Córdoba, en su totalidad, sigue declarada en emergencia cinegética por los daños causados por el jabalí, hasta el próximo día 31 de mayo. Todo parece indicar que esta declaración de emergencia será prorrogada para la próxima campaña.

En cuanto a los precios de la carne, hay que indicar que, a consecuencia del COVID, han experimentado una caída sin precedentes, respecto a las campañas pasadas. En este sentido, los precios de la carne de ciervo en 2020 han oscilado entre 1,00 – 1,20 €/kg frente a las cotizaciones logradas en campañas pasadas, en las que se cotizó de forma récord con hasta 4,10 €/kg. En el caso del jabalí, se produce la misma situación, habiendo oscilado los precios entre 0,60 – 0,80 €/kg frente a la horquilla de campañas pasadas que osciló de 1,40 a 1,65 €/kg.

Respecto a la caza menor, aún están practicándose modalidades como la caza de perdiz con reclamo, o la caza de la paloma, que finalizará el próximo día 14 de febrero. La caza menor sí se ha visto irremediablemente más afectada por los cierres perimetrales de municipios por el COVID, de manera que los cazadores que requiriesen desplazarse entre municipios para poder cazar, en muchas ocasiones, no han podido hacerlo.

En resumen, hacemos balance de un año muy complicado también para el sector cinegético, en el que numerosas cacerías no han podido ser desarrolladas a consecuencia de la pandemia.