La Junta mejora más de 228 kilómetros de carreteras en Córdoba


Marifrán Carazo subraya que, en plena pandemia, estos trabajos han permitido mantener 859 empleos en la provincia

Carretera A-318 en Doña Mencía./Foto: LVC carreteras
Carretera A-318 en Doña Mencía./Foto: LVC
Marifrán Carazo./Foto: LVC

El plan de choque para la mejora de las carreteras puesto en marcha el pasado verano por la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha permitido la mejora de más de 228 kilómetros de las carreteras cordobesas y ha contribuido al mantenimiento de 859 empleos en la provincia. Así se señala en un informe hecho público por la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, en la Comisión de Fomento del Parlamento donde ha precisado que, en total, ese plan de choque ha permitido mejorar más de 1.200 kilómetros de vías autonómicas y contribuido al mantenimiento de más de 3.500 empleos.

En el caso de Córdoba, este plan de choque para la conservación de carreteras ha supuesto que en apenas cuatro meses se hayan puesto en marcha 84 contratos con 34 empresas que han permitido mejorar 228,6 kilómetros de carretera en las que han intervenido 859 trabajadores. 

De esos 84 contratos, 79 son contratos menores, cuatro de emergencia y uno de firmes. Entre esas actuaciones destacan dos actuaciones de emergencia: la reparación del puente sobre el río Cuzna, en la carretera A-3176 (Obejo-Villanueva de Córdoba) y la colocación de una malla de protección de talud en la carretera A-333R3 en Iznájar y la mejora de la avenida de El Brillante, en Córdoba capital.

Carazo ha recordado que cuando asumió la Consejería se encontró con que de los más de 10.500 kilómetros de carreteras autonómicas, 1.800 estaban con el firme muy deteriorado. Algo que, ha señalado, “se debe a que los anteriores gobiernos redujeron sustancialmente los presupuestos destinados a la conservación”. Además, ha recordado que entre 2008 y 2019 el presupuesto de conservación de carreteras se redujo en un 50 por ciento y que el nuevo Gobierno se encontró con que de los 35 contratos de conservación de carreteras existentes, 32 estaban caducados o a punto de expirar sin posibilidad de fijar una prórroga. 

Para paliar esa situación, ha explicado la consejera de Fomento, el Gobierno andaluz puso al día los contratos, ha apostado por ir incrementando los presupuestos de la Consejería destinados a mejorar el estado de las carreteras y ha desarrollado un plan de choque para la conservación de carreteras puesto en marcha el pasado verano. 

Este plan, según ha destacado Carazo, tenía un doble fin: “Por un lado, mejorar el estado de nuestras vías y aumentar la seguridad vial y, por otro, y no menos importante, incrementar la actividad del sector de la construcción y ayudar a mantener a decenas de pequeñas y medianas empresas y, con ellas, cientos de empleos, para contribuir a paliar los efectos que la pandemia está provocando en nuestra economía”. “La obra pública nos está ayudando a salir de la crisis y el compromiso de este Gobierno, de esta consejera, ha sido y es agilizar al máximo los procedimientos para hacerlo posible”, ha subrayado. 

La consejera de Fomento ha insistido en que ese empeño por mejorar el estado de las carreteras autonómicas va a continuar: “Seguimos trabajando para poner al día las carreteras andaluzas”. Además, ha recordado que en el presupuesto de 2021 hay una partida de 176,2 millones de euros para conservación de carreteras, red convencional y seguridad vial. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here