La privacidad de Instagram echa por tierra la denuncia de Vox a la concejal socialista de Pozoblanco


El juzgado archiva provisionalmente la denuncia de Vox por delito de odio contra la portavoz del PSOE en Pozoblanco

Rafael Saco presentando la denuncia./Foto: Vox
Rafael Saco (Vox) presentando la denuncia./Foto: Vox
Rafael Saco presentando la denuncia./Foto: Vox
Rafael Saco (Vox) presentando la denuncia./Foto: Vox

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Pozoblanco ha acordado “el sobreseimiento provisional y archivo” de la causa abierta contra la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento pozoalbense, Rosario Rossi, tras la denuncia que interpuso contra ella Vox, por la supuesta comisión de un delito de odio con una fotografía difundida en Instagram en la que se aparecía una pintada contra Vox.

Así y según recoge el auto de sobreseimiento dictado por el referido juzgado y al que ha accedido Europa Press, “de lo actuado se desprende que los hechos investigados son constitutivos de infracción penal, si bien no existen motivos suficientes para atribuir su perpetración a persona alguna determinada, de conformidad con el informe del Ministerio Fiscal”.

Ello se debe, según recoge el auto en sus razonamientos jurídicos, a que “Instagram es una aplicación y red social de origen estadounidense, propiedad de Facebook que no remite datos de sus asociados, debido a la distinta regulación legal sobre la libertad de expresión en Estados Unidos y, por ello, es procedente, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 789-5º-1ª y 641-2ª de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, decretar el sobreseimiento provisional de estas actuaciones”.

El juzgado pozoalbense aclara en su parte dispositiva que contra esta resolución “cabe interponer recurso de reforma” ante el propio juzgado y que, “igualmente, tras ello podrá interponerse recurso de apelación”, si bien éste último “podrá no obstante formalizarse en el mismo escrito que el de reforma, con carácter subsidiario, de conformidad con el artículo 222 de la Lecrim”.

El archivo de la causa se ha producido ahora, después de que el pasado 30 de septiembre de 2020 Vox presentara una denuncia contra Rossi, por la presunta comisión de un delito de odio, con el fin, según anunció dicha formación, de “defender a las personas que se sienten identificadas y representadas por Vox”, al considerar “inadmisible que la concejal del PSOE aparezca en una foto en una conocida red social donde puede leerse la inscripción en la pared ‘Vox = Nazis de mierda'”.

Por su parte y ese mismo día, Rosario Rossi pidió “disculpas” y aclaró que se trataba de “una foto satírica, que pretendía ridiculizar un acto vandálico”, asegurando que, “si el mensaje hubiera sido contrario, también habría habido foto”, pero aún así, admitió “lo desafortunado del hecho”, por lo que pidió disculpas a quien hubiera “podido molestar”, pues no fue su intención ofender a nadie, pidiendo también disculpas a los militantes socialistas “a quienes este hecho y las consecuencias del mismo hayan podido provocar malestar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here