El Ayuntamiento de Pozoblanco vuelve a poner en marcha el servicio especial para atender a los mayores


La ayuda, que ya se puso en marcha durante el estado de alarma desde el pasado mes de marzo, incluye la compra de alimentos, de fármacos o de productos de higiene

Pozoblanco
Protección Civil./Foto: LVC
Pozoblanco
Protección Civil./Foto: LVC

El Ayuntamiento de Pozoblanco ha vuelto a poner en funcionamiento el servicio de atención especial para los mayores y las personas más vulnerables con el fin de prestarles ayuda como medida establecida por el Consistorio, debido para hacer frente al coronavirus y frenar el aumento de casos. 

Dicho servicio se puso en marcha por primera vez durante los meses que duró el estado de alarma, que comenzó en marzo del pasado año y de nuevo será prestado por la Agrupación Local de Voluntarios de Protección Civil, que ya cuenta con autorización gubernamental para operar en estas circunstancias especiales. Los efectivos de Protección Civil estarán coordinados por el Ayuntamiento y ofrecerán ayuda en cuestiones de primera necesidad como la compra de alimentos, de productos de higiene, de medicamentos y de otros productos farmacéuticos. 

El Ayuntamiento ya se ha puesto en contacto con las 170 personas mayores, que solicitaron el servicio durante el estado de alarma y esta semana ha comenzado a atenderse a los primeros solicitantes. 

Cualquier solicitud a ese respecto se podrá hacer en el teléfono municipal 957770050, desde donde se coordinará tanto la atención a los mayores y a las personas vulnerables como cualquier otra petición sobre asuntos urgentes y de primera necesidad que pueda plantear la población en general.

La creación de este servicio especial se inscribe dentro del paquete de medidas preventivas que desde hace varios días está tomando el Ayuntamiento para evitar la propagación del coronavirus. El servicio de ayuda a domicilio sigue en vigor y sus medidas de seguridad se han aumentado en los últimos días tras realizarse test de antígenos a los empleados de Asistencia Domiciliaria así como a los trabajadores públicos y del servicio de limpieza.

El alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, y la concejala de Mayores, Anastasia Calero, han querido agradecer a la agrupación municipal de voluntarios de Protección Civil su inestimable labor, que desde que se comenzaron a tomar las primeras medidas se han ofrecido para colaborar en cuanto fuese necesario.

Entre las medidas adoptadas por el Ayuntamiento, el alcalde también ha solicitado a la Subdelegación del Gobierno un refuerzo del servicio de la Guardia Civil para que, en colaboración con la Policía Local, se pueda reforzar la seguridad del municipio. De igual modo, el Ayuntamiento ha ordenado a los agentes municipales un refuerzo para extremar la vigilancia. También el regidor ha solicitado a la Delegación de Salud y Familias de la Junta de Andalucía que se realice un nuevo cribado en la localidad, al tiempo que se mantendrán las medidas de higiene y desinfección, tanto en el baldeo de los espacios más transitados y las calles del municipio como en lo que se refiere al protocolo de desinfección de aulas escolares y centros de enseñanza.

El alcalde también ha reclamado una vez más, “responsabilidad y disciplina” a los pozoalbenses, a los que les ha agradecido “su comprensión en estos momentos tan delicados que merecen que todos estemos unidos y trabajemos juntos”. “Estoy seguro de que esta batalla la vamos a ganar, pero el único camino que tenemos para ello es quedarnos en casa el máximo tiempo posible y salir tan sólo lo imprescindible, pues tenemos que evitar los contactos innecesarios y las reuniones sociales que son el principal foco de contagios”, ha concluido Cabello.