Enfermera escolar: eficacia acreditada contra la Covid-19


SATSE recuerda que "en la provincia hay un total de 28 enfermeras escolares, una cifra totalmente insuficiente"

Satse feuso
Enfermera con un escolar. /Foto: Satse
Satse feuso
Enfermera con un escolar. /Foto: Satse

El Sindicato de Enfermería SATSE Córdoba ha hecho público en un comunicado los “notorios y positivos resultados  que la Enfermera Escolar está generando en la lucha contra la Covid-19 en los centros educativos de la provincia de Córdoba (colegios, institutos, centros adscritos a la UNED, Escuela de Idiomas, centros de adultos, etc.)”.

SATSE recuerda que “en la provincia hay un total de 28 enfermeras escolares, una cifra totalmente insuficiente, ya que obliga a que cada Enfermera Escolar asuma la responsabilidad ante la Covid-19 de una media de entre 3.000 y 4.000 alumnos escolarizados, cuando no debería superar nunca los 400. El cometido profesional se centra en la lucha contra el coronavirus, en los centros escolares, realizando entre otras, actividades de prevención y seguimiento contra la detección y el contagio del virus”.

La actividad laboral de las enfermeras escolares, “dispone no solo de horario establecido de lunes a viernes y de 8 a 15 horas, sino que ello se complementa con guardias que van desde las 15 hasta las 20 horas, también de lunes a viernes y de 9:00 a 20:00 horas los fines de semana, ofreciendo con ello una cobertura integral a toda la comunidad docente (niños, jóvenes y profesorado) y dando seguridad y tranquilidad a miles de padres, que ven como sus hijos están protegidos y su salud en las mejores manos (las enfermeras)”.

Continua SATSE afirmando que “la Enfermera Escolar asume la  responsabilidad de la detección y seguimiento de los contagios, así como la  de los contactos estrechos; además de gestionar y/o colaborar en la realización de pruebas diagnósticas PCR; petición de citas asistenciales; alertar e informar a los padres cuyos hijos tienen síntomas y procede el aislamiento preventivo y seguimiento de cada caso; rastreo y cribado entre los alumnos que hayan podido mantener contacto estrecho con un alumno con síntomas; asegurarse de que en cada centro escolar se cumplen todas las medidas preventivas, y mantenimiento de contacto permanente con epidemiología; entre otros”.

Asimismo continúa SATSE, “la Enfermera Escolar está asumiendo cualquier incidencia sanitaria que puedan presentar los niños y jóvenes en los centros escolares, no solo relacionados con la COVID-19, sino cualquier otro proceso de salud mediante la valoración clínica del problema de salud, y derivándolo al centro de salud si procede o resolviendo la situación con inmediatez,  sobre todo ante niños y jóvenes que tienen procesos crónicos como alergias, diabetes, asma discapacidad o cualquier situación de urgencia que se pueda producir como caídas, convulsiones, traumatismo, etc”.

La Enfermera Escolar, afirma SATSE “atiende y asume diariamente cientos de actuaciones en los centros educativos de nuestra provincia con absoluta solvencia y garantía asistencial, lo que ha provocado que en la provincia de Córdoba no se haya producido ningún cierre completo de centro escolar por coronavirus y solo el cierre parcial de 12 aulas de un total de 7.390, y que en torno al 99% de los centros educativos estén libres de coronavirus, lo que se traduce en una absoluta confianza y tranquilidad de la comunicad educativa y también de los padres que valoran altamente que un profesional sanitario cualificado como son las Enfermeras y Enfermeros cuiden y protejan a sus hijos del coronavirus y también de cualquier problema que pudiera alterar su salud mientras permanecen en el centro escolar”.

Finaliza SATSE aseverando que la Enfermera Escolar “ha acreditado su valor añadido y saber profesional en la lucha contra la COVID-19 en los centros escolares y ha dado absoluta tranquilidad a los padres así como seguridad asistencial y de cuidados a los niños y jóvenes escolarizados, por lo cual SATSE valora muy positivamente que la Junta de Andalucía haya apostado por las Enfermeras en estos momentos de especial dificultad y convulsión sanitaria en los centros escolares; al contrario que  otras comunidades autónomas, donde la ausencia de Enfermera Escolar ha incidido en una alta tasa de asilamientos, contagios y cierre de aulas”.