Aprobada la contratación del servicio de comedor en el CEIP Cervantes de Espejo


Troncoso: "Se trata de una medida urgente que permitirá garantizar el servicio de comedor en el CEIP Cervantes de la citada localidad"

Cocina de un comedor escolar./Foto: LVC Junta Educación cervantes
Cocina de un comedor escolar./Foto: LVC
thumbnail img 6449
Inmaculada Troncoso / Foto: RG

La delegada territorial de Educación, Deporte, Igualdad y Políticas Sociales, Inmaculada Troncoso, ha anunciado que la Consejería de la que es titular en Córdoba contratará, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE), el servicio de comedor escolar en el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Cervantes de Espejo.

Esta contratación engloba a 147 centros públicos de Infantil y Primaria por 30,4 millones de euros para los próximos cuatro años. El Consejo de Gobierno del pasado martes aprobó esta medida que también incluye el programa de refuerzo en alimentación infantil en estos centros educativos, informa en un comunicado.

Como ha recordado Troncoso, “se trata de una medida urgente que permitirá garantizar el servicio de comedor en el CEIP Cervantes de la citada localidad, donde había quedado desierta la última licitación realizada después de que la empresa adjudicataria abandonara el servicio a principios del curso escolar, dejando desierto el servicio de comedor”, al tiempo que ha insistido en que “se trata de un problema derivado de la propia empresa, en el que la Consejería ha estado trabajando desde que la empresa dejara de prestar sus servicios. En el caso del CEIP Ramón Fernández Martínez, de Cañete de las Torres, se reanudó el servicio el pasado 9 de noviembre puesto que, en la última licitación, se pudo contratar los servicios
de la empresa Comertel“.

No ocurrió así en el caso del CEIP Cervantes, “que quedó desierto porque ninguna empresa mostró interés en él, ofreciéndose, de nuevo, con el resto de comedores escolares andaluces que estaban en la misma situación”, ha añadido. Esta contratación de carácter urgente garantizará la cobertura del servicio de comedor en este y en aquellos centros donde han quedado desiertas las últimas licitaciones realizadas. A esta licitación podrá concurrir cualquier entidad que cumpla los criterios de solvencia y de habilitación empresarial.

De esta forma, la contratación está conformada por 147 centros de Andalucía, 123 de ellos en la modalidad de cocina central y 24 de cocina in situ. Para favorecer la concurrencia, entre otras novedades introducidas en los pliegos, se ha ampliado el plazo de ejecución del contrato hasta cuatro años, con posibilidad de un año más de prórroga. Tal como se viene realizando desde el año pasado, no se prorrogarán aquellos contratos que tengan
expedientes de penalización. Asimismo, la licitación no se ha fraccionado por lotes, de forma que las empresas interesadas deberán presentar oferta por la totalidad de los centros incluidos en la licitación, evitando así que queden desiertos aquellos comedores que puedan ser de menor interés para los operadores.

La delegada ha anunciado, además, que Educación proporcionará no solo el almuerzo, sino también el desayuno y la merienda, de forma que quedarían garantizadas las tres comidas diarias al alumnado en riesgo de exclusión social beneficiario del Programa de Refuerzo
en Alimentación Infantil.

MENÚS SALUDABLES

Los menús son supervisados cada mes y se ajustan a las recomendaciones de Salud y del Ministerio de Sanidad en cuanto a los estándares de calidad y alimentación saludable. Los pliegos de condiciones de los contratos exigen la presencia diaria de verdura y fruta
fresca; el uso de aceite de oliva virgen extra; una mayor proporción de pescado que de carnes; la limitación de alimentos precocinados y fritos, y la preferencia por la dieta mediterránea y los productos ecológicos.

Asimismo, se ha puesto en marcha un programa de seguimiento y rechazo de menús con objeto de identificar qué platos no son aceptados por el alumnado e intentar detectar las causas (temperatura, presentación, textura, receta*) para poder implantar medidas correctoras.
Como ha indicado la delegada, “se promueven hábitos de vida saludables a través de una alimentación completa y equilibrada al alumnado, respetando los criterios nutricionales establecidos en los pliegos de contrato y modificándose las elaboraciones con mayor porcentaje de rechazo, reduciéndose, además, los residuos generados en el comedor”.

Los comedores escolares se generalizaron a partir del año 2002 con el desarrollo de los planes de apoyo a las familias andaluzas y de ampliación de horarios de centros docentes. El servicio se presta en dos modalidades: la gestión directa por parte de la Consejería de Educación y Deporte y la concesión o contratación a empresas del sector, mediante concursos públicos, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación.