La vida de los pueblos del sur de Córdoba ante el ‘cierre perimetral’


Recogemos las impresiones de regidores municipales y empresarios de Zuheros, Santaella, Priego de Córdoba y Castro del Río.

Pozoblanco
Control de la Guardia Civil.

No es plato de buen gusto. Y menos ante un puente festivo. La fiesta va a ser escasa entre el denominado ‘toque de queda’ y el ‘cierre perimetral’ que entra en vigor en menos de 24 horas y que afecta a las localidades del Distrito Sanitario Sur de la provincia cordobesa. A 29 municipios, para ser exactos. 

Imagen de archivo de procesiones en Santaella. / Foto: Diócesis de Córdoba

“ Es verdad que parte de los vecinos y vecinas de Santaella no entienden que, habiendo solo un caso activo ahora mismo según la información de la Junta de Andalucía, a nosotros también nos aplique estas medidas de cierre perimetral. El motivo es muy sencillo, y es que formamos parte de distrito sanitario del sur de Córdoba donde hay otros municipios que sí, desgraciadamente, tienen un alto número de contagios. Y bueno, tenemos que acatar lo que la Junta dicte porque obviamente soy de los que piensan que las medidas que toman las administraciones publicas no van buscando otra cosa que nuestra propia seguridad  en este infierno que nos ha tocado vivir”. Asó lo manifiesta Pepe Álvarez (PSOE), alcalde de Santaella, que ha aprovechado el jueves 29 de octubre para ultimar todas las reuniones en la capital y así “no tener que salir desde mañana”. Pero un alcalde puede hacerlo, observamos “Sí, pero mejor es dar ejemplo”, sentencia Álvarez.  Un alcalde preocupado por la economía de su pueblo, aunque con esperanza de que todo se para bien. “ Mucha gente acude a Santaella a traer productos hortofrutícolas a nuestras empresas y van a tener ese impedimento, además del trajín de hay habitualmente para bares y restaurantes porque tenemos la suerte de estar ubicados en un punto estratégico, y eso se va a ver limitado también, pero hay que tener la esperanza de que solo sea unos días, hasta el 9 de noviembre como se ha dicho”, concluye el alcalde.

Castillo de Castro del Río.

El comercio entre pueblos cercanos, lo más afectado

No es un alcalde el que nos atiende desde Castro del Río, sino Antonio Romero, letrado y presidente de AUTECA, la asociación empresarial castreña. “Afecta negativamente al comercio local, a los pequeños negocios que tienen venta al público. Los pueblos cercanos de nuestra comarca se van nutriendo de los ciudadanos de los pueblos próximos”. Una situación que se había paliado desde el final del confinamiento pero que ahora sufre un tremendo revés. ¿Cuánto ha supuesto todo esto desde que comenzó la pandemia para los comercios locales de Castro? “No hemos hecho un quantum pero todos los negocios se han visto perjudicados salvo la alimentación durante el confinamiento.” nos dice Romero, que añade que “toda esta incertidumbre está haciendo que las cifras de los negocios estén cayendo vertiginosamente”. Su asociación, AUTECA, acoge principalmente al pequeño comercio y autónomos además de “empresas de gran tamaño”. Las ayudas públicas se han vuelto en imprescindibles. “Nunca son suficientes y ahora entendemos que hasta final de año vamos a sufrir una gran pérdida. La administración deberá de crear mecanismos sobre todo para aquellos sectores como hostelería y el turismo que son los más perjudicados”, nos dice Antonio Romero.

María Luisa Ceballos. /Foto: PP

Sobre todo, responsabilidad

“Nosotros estábamos en un dato muy bueno desde el puente del Pilar y ahora, en unas semanas la cosa ha cambiado, Priego es un sitio con un gran número de municipios colindantes, con una movilidad continua, así que vamos  a tratar de cumplir esta medida con la mayor eficiencia y para ello requeriremos la ayuda de la policía local y la Guardia Civil que siempre realizan una gran labor”. La preocupada por la evolución de los datos es María Luisa Ceballos (PP), alcaldesa de Priego de Córdoba, que piensa que “la situación es de alarma máxima y muy complicada. Es una medida acertada porque todo depende de la movilidad y debemos de ser conscientes que es lo que hay que hacer”. No cree la primera edil prieguense que el asunto de circunscriba a una decisión del presidente Juanma Moreno o de la Junta de Andalucía. “Esto no depende solo de la publicación de un boletín , sino que es responsabilidad de todos”, puntualiza mirando a las fechas conmemorativas de este puente de noviembre: “Solicitamos desde el Ayuntamiento de Priego a todo el mundo el cumplimiento de la normativa y sobre todo que en el puente de los Santos seamos muy respetuosos en las visitas al cementerio. Distanciamiento, mascarillas y sobre todo, responsabilidad”.

Priego de Córdoba
Priego de Córdoba.
Manuela Romero / Foto: PSOE

Un comportamiento ejemplar

La localidad de Zuheros solo cuenta con un positivo por coronavirus y es por tanto, otro de los pueblos ‘damnificados’ por las nuevas medidas a pesar de la bajísima incidencia de contagios en el municipio. Su alcaldesa, Manuela Romero (PSOE) dice alegrarse “por el comportamiento de los ciudadanos de mi pueblo desde primera hora y que ahora va a ser más ejemplar”, consciente de la dificultad que entraña la situación que se vuelve más agria durante los próximos días: “Las medidas a nadie nos gustan  pero son necesarias para que esto pueda controlarse. Es necesario que los ciudadanos sean conscientes de las dificultades que se van a pasar, que estamos pasando todos”. Zuheros tiene gran parte de su actividad económica depositada en el turismo, sobre todo de interior. Este hubiera sido un destino estupendo para el puente de los santos. “En la economía nos está afectado principalmente en el turismo. Y ahora se va a notar más en la hostelería. Toca hacer un esfuerzo entre todos, porque esto nos va a perjudicar más que en el primer confinamiento. Hemos tratado de dar todas las ayudas posibles a los establecimientos, pero será a final de año cuando comprobemos cómo nos ha bajado la economía”, nos comenta no sin cierta resignación Romero. 

Así están los ánimos en parte de la provincia a pocas horas de una nueva medida para estos tiempos complicados. Con la esperanza de que, en efecto, no sea necesario que se prolongue más allá del 9 de noviembre, aunque tanto la evolución de los contagios como el previsible descenso de las temperaturas no inviten demasiado al optimismo. Como dijo ayer el presidente Moreno, “nadie sabe a ciencia cierta cómo va a ser el otoño y el invierno”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here