Priego saca a licitación un importante quiosco de dominio público


El pliego incluye la posibilidad de utilizar el espacio de forma privativa durante cuatro días al año entre los meses de junio y septiembre

quiosco
Ubicación del quiosco sacado a licitación./Foto: Ayuntamiento de Priego

En la mañana de hoy se ha publicado en la plataforma de contratación el Pliego para adjudicar la concesión para uso privado del bien de dominio público consistente en el quiosco-local situado en la zona noreste del inmueble denominado “Huerta de las infantas” o “Recreo de Castilla”, así como un uso especial, y puntualmente privativo, del resto del espacio del referido inmueble mediante autorización del uso especial de una zona para terraza con veladores.

Según se informa desde el Ayuntamiento, se parte de la necesidad y demanda de un espacio de convivencia en uno de los lugares más importantes turística y socialmente de Priego. La finalidad de esta instalación es la de ofrecer en el Recreo de Castilla un servicio de ocio complementario que favorezca y potencie su uso por parte de la ciudadanía, y que sea compatible con la protección y carácter de este jardín histórico que es un elemento que actúa de borde entre la ciudad histórica consolidada y el paraje y las huertas del Adarve, especialmente protegidas por su carácter agrícola.

El recuperado jardín, que además cuenta con el Museo del Textil, tendrá dos terrazas con un total de 20 veladores en torno al quiosco, una de ellas con hasta 14 mesas (respetando las actuales medidas de seguridad) y la otra terraza con 6 dispuestas a lo largo de la pasarela norte del jardín.

La adjudicación, que se establece para un periodo inicial de cinco años, prorrogable año a año por otros cinco más, parte de un canon anual de 1.766,21 €. Dicha cantidad resulta de la suma de 861,43 € correspondiente al 5% del valor del suelo, más 904,78 € por la suma de los cuatro días de uso privativo autorizados anualmente.

La futura instalación no cuenta con una inversión inicial cuantificada, ya que dependerá del licitador, según lo comprometido en su oferta, para las inversiones necesarias para el inicio del servicio.

Uno de los aspectos más destacados de la oferta para esta adjudicación es la posibilidad de hacer uso de manera privativa del espacio durante cuatro días al año, de tal manera que se autoriza mediante ésta al adjudicatario a promover eventos privados en el periodo comprendido entre los meses de junio, julio, agosto y septiembre. Algo considerado como “un atractivo y un aliciente” para aquellos promotores de la hostelería que quieran emprender este negocio.