La “rebelión” de los padres de un colegio de la provincia


El plazo por el que se prolongará esta decisión de los progenitores de los 51 alumnos de tres y cuatro años del García de Leániz de Moriles es 'sine die'

padres
CEIP García de Leániz de Moriles./Foto: LVC
padres
CEIP García de Leániz de Moriles./Foto: LVC

La vuelta al cole del curso 2020-2021 siempre será recordada por la omnipresencia del coronavirus. También lo será porque, en menos de una semana, distintos centros educativos tuvieron que aislar unidades, alumnos y profesores incluidos. Y, además, por el plantón de los padres de un colegio de la provincia, que decidieron no llevar a sus hijos a clase hasta que se atendieran sus demandas.

Este suceso, aun por resolver, ha tenido lugar en el Colegio García de Leániz de Moriles. Los padres no han llevado a sus hijos a clase durante la primera semana del inicio de curso. El plazo por el que se prolongará esta decisión de los progenitores de los 51 alumnos de tres y cuatro años del colegio morileño, se prorrogará “hasta que la Delegación de Educación atienda al alumnado con necesidades educativas especiales en esta franja de edad”.

Supresión de líneas

Según han indicado los padres, se habrían “suprimido dos líneas en estas franjas de infantil para el presente curso escolar. De esta manera, el centro pierde en su plantilla a dos maestras de infantil y a la de apoyo, que hasta entonces también reforzaba la atención de estos menores con necesidades educativas especiales.  Además con la unificación de unidades, el número legal de alumnos y alumnas por clase se sobrepasa. En infantil de cuatro años la ratio quedaría en 27 alumnos y alumnas cuando lo permitido legalmente son 25”.

A lo que hay que sumar que “los padres afectados tampoco entienden que en plena pandemia en el colegio se queden dos aulas cerradas, cuando los expertos recomiendan la reducción de las ratios en la lucha contra el Covid-19”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here