Lucena desarrolla 50 medidas contra el coronavirus


El alcalde anuncia que los recursos municipales podrán hacer "actuaciones que ayuden a la estancia segura tanto de alumnos como de profesores"

lucena
Juan Pérez y Carmen Gallardo. /Foto: LVC

El Ayuntamiento de Lucena estudia desde este lunes medio centenar de medidas preventivas que se pueden llegar a implementar en los próximos días a fin de evitar la propagación del coronavirus en la localidad.

lucena
Juan Pérez y Carmen Gallardo. /Foto: LVC

El alcalde de Lucena, Juan Pérez, ha presidido una comisión especial en esta jornada y ha expresado que “es el momento de planificar los diferentes escenarios que se pueden plantear ante la multiplicación de los rebrotes, a la vez que ha comentado que “alrededor de una veintena de medidas analizadas tienen que ver con la vuelta al cole, por ser una de las situaciones que más preocupan a corto plazo”.

En este sentido, se ha anunciado para los primeros días del mes de septiembre un programa de reuniones con los representantes de los colegios e institutos de Primaria y Secundaria, una vez que cada centro educativo elabore su plan de contención.

“Los recursos municipales de Servicios Operativos están a disposición de colegios para realizar estas actuaciones u obras que, en la medida de nuestras posibilidades, ayuden a establecer circuitos y la estancia segura tanto para los alumnos como para los profesores“, ha destacado el regidor.

Las calles de Lucena vuelven a desinfectarse

Como primeras medidas a llevar a cabo, el Consistorio lucentino ha anunciado el regreso de los trabajos de limpieza y desinfección de calles y espacios públicos mediante tractores y la suspensión de los eventos musicales de gran formato, si bien todas estas decisiones, junto a otras, serán objeto de análisis por los diferentes grupos políticos antes de aparecer en los correspondientes decretos de Alcaldía.

Pérez ha insistido en la llamada a los lucentinos a la “responsabilidad personal y colectiva” a la hora de cumplir todas las instrucciones y recomendaciones sanitarias, entre las que ha incluido “la de guardar un aislamiento en el domicilio durante 14 días a todas aquellas personas que, aún siendo negativos, se le ha practicado una prueba PCR por estar en contacto directo con un positivo”.