Tres problemas y una solución para el Ayuntamiento de Lucena

163

El plantón del mercadillo, la marcha de Faisem y la situación del edificio de la antigua sede de Bodegas Víbora han sido temas candentes

Faisem Lucena
Juan Pérez./Foto: LVC
Faisem Lucena
Juan Pérez./Foto: LVC

Un recinto ferial, una fundación y un edificio en ruinas han sido los problemas que, en las últimas semanas le han surgido al Ayuntamiento de Lucena. El primero de ellos está en vías de arreglo, los otros dos se antojan bastante más complicados de dilucidar.

El mercadillo

Mercadillo de Lucena./Foto: Jesús Ruiz, Gitanito

Tras el confinamiento propiciado por la crisis del coronavirus, la vuelta a la actividad del mercadillo de Lucena se antojaba como uno de los actos icónicos, del regreso a la nueva normalidad. Sin embargo, el día fijado para la regreso supuso un revés para el Consistorio regido por el PSOE. Los comerciantes ambulantes se unieron para no montar sus puestos.

El problema estribaba en la distribución de los puestos en el nuevo espacio habilitado, el recinto ferial lucentino. En muchos de los espacios había obstáculos casi insalvables. Por lo que hubo de esperarse una semana para que el mercadillo abriera y se siguiera trabajando en la redistribución del emplazamiento.

Faisem

La marcha de la Fundación Andaluza para la Integración Social del Enfermo Mental de su sede Lucena, para recalar en la localidad vecina de Cabra levantó ampollas en el Partido Popular. La respuesta del alcalde lucentino, Juan Pérez, fue instar a Faisem a que responda al escrito remitido desde el Consistorio, exponiendo las razones que le han llevado a abandonar su sede en la localidad tras 25 años de servicio. 

Pérez aseguró que “nunca permitiré que un servicio social tan importante para muchas familias lucentinas dependa de lo económico”, de modo que “las puertas del Ayuntamiento siguen abiertas a Faisem, para establecer cuantas medidas de colaboración sean necesarias para devolver a la ciudad este centro”. Si bien, será complejo que la Fundación regrese a Lucena, una vez adoptada la decisión.

Bodegas Víbora

Edificio de la antigua sede de las Bodegas Víbora de Lucena./Foto: LVC
Edificio de la antigua sede de las Bodegas Víbora de Lucena./Foto: LVC
La que fuera sede de una reconocida empresa, ahora es un edificio en ruinas, con flora y fauna, según ha denunciado el PP este lunes. “Hace ya trece años, en el año 2007, el Ayuntamiento de Lucena adquirió este edificio donde en su día estuvieron instaladas las Bodegas Víbora en esta Avenida del Parque. El coste de esta adquisición fue de 1.551.336 euros y con la actuación posterior de la Escuela Taller, el Ayuntamiento de Lucena lleva invertido en esta Bodega más de 2.500.000 de euros”, recordaba el edil popular, Ángel Novillo.

Ello para agregar que, “en aquel momento el Ayuntamiento, gobernado por el PSOE como en la actualidad, planteo dos posibilidades de uso, una como instalación de uso municipal y la segunda que pasaría por una eventual cesión a una entidad privada para el desarrollo de actividades de carácter turístico o de restauración, entre las que se barajaba un Hotel, salones de celebraciones, restaurantes o incluso una galería comercial, de estos usos nunca más se supo”.

En ese sentido, el edil popular se ha la mentado de que “han pasado trece años y este edificio sigue careciendo de proyecto de futuro, lo que demuestra una deficiente gestión al respecto, que ha costado a los lucentinos mas de 2.500.000 de euros que siguen enterrados en un edificio en ruinas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here