El Tribunal de Recursos Contractuales da la razón al Ayuntamiento de Hornachuelos


El Consistorio había "rogado al empresario que había interpuesto dicho recurso, que teniendo en cuenta la carencia de base jurídica del recurso, considerara la posibilidad su retirada"

Hornachuelos
Embarcadero del río Bembézar./Foto: LVC
Hornachuelos
Embarcadero del río Bembézar./Foto: LVC

El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía ha resuelto a favor del Ayuntamiento de Hornachuelos el recurso interpuesto por una empresa privada local, contra el proyecto turístico que engloba la puesta en marcha de un centro de Interpretación del Río Bembézar, la construcción de un restaurante en la zona del embarcadero y la compra de un barco solar. Este es uno de los proyectos más importantes que están en marcha en Hornachuelos para el que se consiguió a través de una orden ministerial una subvención de 250.000 Euros. 

Esta desestimación del recurso llega siete meses después de que se presentará. Fue a finales del año pasado cuando sale a licitación pública la explotación de los servicios de este proyecto turístico, dicha licitación queda desierta. Esta situación se da según el equipo de gobierno, “en parte por lo exigente del pliego, principalmente en lo que a la aportación económica se refiere. Y es que se pide a la empresa todas las garantías de éxito y para ello una importante aportación económica con el objetivo de saber que apuesta firmemente por él y que lo desarrollará. Posteriormente la empresa ICC S.L., le muestra al ayuntamiento el interés por gestionar ese proyecto”. 

“A partir de ese momento, desde el Consistorio empiezan a trabajar mediante el procedimiento de negociado sin publicidad, que determina la Ley para estos supuestos y mediante la cual el Ayuntamiento debe establecer las condiciones en las que se deben llevar a cabo la adjudicación. En este nuevo proceso, no se elimina ni un solo punto de las exigencias de la licitación originaria que quedó desierta y mucho menos la aportación económica del promotor, que se exige exactamente en los mismos términos”, se ha explicado desde el Ayuntamiento de Hornachuelos.

En su relato, la corporacioón municipal de Hornachuelos recuerda que “el Pleno aprueba en diciembre el inicio de ese procedimiento, a partir de ahí se tendría que haber adjudicado la explotación, iniciado las obras y ya por estas fechas estarían a punto de verse terminadas”.

“Sin embargo, esto no fue así pues días después de aprobarse en pleno, la empresa meloja Hornaturalia 21 interpone recurso ante el Tribunal de Recursos Contractuales y en ese momento, tal y como marca la normativa suspenden el procedimiento a la espera de estudio. Teniendo en cuenta la acumulación de trámites que tiene este Tribunal, no ha sido hasta pasados  los 6 meses cuando estudian este recurso. Para entonces, la administración ya cuenta con un informe del secretario de Consistorio en el que se desmonta el recurso interpuesto”.

Mientras tanto, el Ayuntamiento de Hornachuelos “ruega al empresario que ha interpuesto dicho recurso, que teniendo en cuenta la carencia de base jurídica del recurso, la poca posibilidad de que prospere y sobre todo tiendo en cuenta lo que supone para el municipio este proyecto en lo que a desarrollo y empleo se refiere y el peligro de perder 250.000 euros de subvención por el retraso, considere la posibilidad su retirada. Ruego que no es atendido. No es el primer recurso que se interpone por parte de esta empresa a otros proyectos del Consistorio, sin que estos hayan prosperado en ningún caso, pero sí retrasado todos ellos”.

Para el Ayuntamiento de Hornachuelos, “que desde un primer momento tuvo claro que este recurso se desestimaría, la noticia de esta resolución del tribunal es buena para la localidad porque se puede concluir la licitación y seguir con el proyecto, pero la parte negativa es que se ha creado un retraso de 7 meses en la ejecución de un proyecto que se vería finalizado este año. Ahora no será hasta 2021 cuando vea la luz”.

“Y quizás lo más preocupante, para el gobierno municipal, es el hecho de que queden en peligro los 250.000 Euros que como subvención al proyecto se consiguió a través de la orden ministerial, y que de no cumplirse los plazos se perderían. Sin embargo, con o sin subvención el Ayuntamiento seguirá adelante con el proyecto e intentará cumplir los plazos y no perder dicha subvención, así lo ha explicado Alejandro Tamarit, Delegado de Turismo y Desarrollo en el Ayuntamiento meloja”, se señala.

Finalemente, se ha destacado que “este es uno de los nuevos y ambiciosos proyectos que tiene en marcha el Ayuntamiento de Hornachuelos y que tiene que ver con la puesta en marcha del Centro de Interpretación del río Bembézar, la construcción de un restaurante a pie de embalse que permite unas vistas inmejorables de la zona y un barco solar ya casi terminado de construir que surcará el Bembézar adentrándose en el Parque Natural Sierra de Hornachuelos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here