Desarticulan a un grupo criminal que robaba camiones a punta de navaja


La Guardia Civil desarticula un grupo delictivo especializado en la comisión de robos con violencia

Guardia Civil.
foto 1
Guardia Civil.

 La Guardia Civil, en el marco de la operación “ROBTRUCKS”, ha desarticulado un grupo criminal, compuesto por cuatro personas, dedicado al robo con violencia a conductores de camión estacionados en áreas de descanso.

La operación se inició el pasado 2019 tras tener conocimiento la Guardia Civil de la comisión de un robo con violencia cometido el pasado día 8 de octubre, en un área de descanso de la Autovía A-4 (Madrid-Cádiz), donde la víctima, conductor de un camión tráiler que transportaba electrodomésticos, al parecer había sido agredido y posteriormente amenazado con un arma blanca, mientras descansaba en el interior del camión, resultando con heridas de consideración de las que tuvo que ser asistido en el Hospital de Écija (Sevilla)

Las primeras investigaciones permitieron comprobar que el robo había sido cometido por un mismo grupo delictivo, el cual mantenía una dilatada relación delincuencial, que tenía su residencia en la localidad granadina de Pinos Puente.

Ante ello, la Guardia Civil estableció un dispositivo de servicio orientado a la prevención de este tipo de hechos en la provincia, así como a la identificación, localización y detención de los supuestos autores.

El avance de la investigación permitió identificar a los cuatro integrantes del grupo y comprobar que el mismo estaba perfectamente estructurado y jerarquizado, teniendo cada uno de ellos un rol perfectamente definido en la actividad delincuencial que desarrollaban. Los supuestos delincuentes fueron todos ellos detenidos en la localidad granadina de Pinos Puente.

foto 2
Guardia Civil.

La Guardia Civil continúa con las investigaciones para averiguar si los ahora detenidos pudieran estar implicados en otros robos con fuerza cometidos en camiones estacionados en áreas de descanso de la provincia y provincias próximas a Córdoba.

Esta operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Córdoba.