El 97% de los menores atendidos por los CAIT han recibido atención telemática


En las últimas semanas se han dado 16 altas y se han derivado a 53 menores a los Centros de Atención Infantil Temprana de la provincia de Córdoba

cait
Botella (segunda por la dcha.) en su visita al CAIT de la UCO./Foto: LVC
cait
Botella (segunda por la dcha.) en su visita al CAIT de la UCO./Foto: LVC

Los 23 centros de atención infantil temprana (CAIT) dependientes de la Consejería de Salud y Familias en la provincia de Córdoba han mantenido su actividad durante el estado de alarma motivado por la crisis sanitaria del Covid-19, potenciando la asistencia telemática a los menores y las familias que son beneficiarios de esta prestación pública de la Junta. Se trata de niños y niñas de 0 a 6 años con trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos.

En concreto, en este periodo, desde los CAIT, se han atendido a través de este sistema (videollamadas, llamadas telefónicas y otras conexiones informáticas) a un total de 1.670 menores, lo que supone el 97% de sus usuarios, que han recibido 34.411 asistencias.

Desde la segunda quincena de mayo los CAIT han comenzado a recuperar la actividad presencial en el marco del proceso de desescalada, que se está efectuando de forma escalonada. Para ello, la Consejería de Salud y Familias ha establecido una serie de recomendaciones higiénico-sanitarias que deben implementar estos centros a fin de reforzar la protección de usuarios y profesionales.

Entre estas actuaciones se encuentran medidas generales de higiene de los trabajadores, y cuidar la limpieza y desinfección de locales y la disposición de elementos, salvaguardando la distancia social.

Respecto a la comunicación con las familias, se recomienda a los centros retomar la actividad y evaluar, por parte del pediatra, la progresiva incorporación a las sesiones de los menores que presenten patologías que puedan suponer un mayor riesgo de complicaciones en caso de infección por coronavirus.

Esta previsto que en esta primera fase retomen la atención presencial el 25% de los niños y niñas, el 50% combine los dos modelos de cuidados (presenciales y telemáticos) y el 25% continúe con sesiones por vía telemática. Todo ello según los criterios técnicos definidos por los profesionales y con el acuerdo y respetando las preferencias mostradas por las familias.

Con relación a la Unidad de Atención Infantil Temprana, que es el dispositivo del Servicio Andaluz de Salud (SAS) en la provincia que se encarga de valorar a los menores y su entorno familiar, así como determinar la idoneidad de la intervención y, en su caso, la derivación al CAIT, ha atendido de manera telemática al 40% de los niños y niñas , que son derivados a la misma por parte de los pediatras, al objeto de proporcionar pautas y establecer un cauce de comunicación con las familias. Sus profesionales también han retomado la actividad ordinaria, si bien se van a seguir priorizando las asistencias por vía telemática en aquellos casos en que sea posible. En las últimas semanas se han dado 16 altas y derivado a 53 menores a los CAIT.

Por otro lado, la Consejería de Salud y Familias puso en marcha al comienzo de la pandemia un servicio gratuito de atención telefónica dirigido a ofrecer, durante el periodo de confinamiento poblacional, apoyo psicológico y acompañamiento emocional a las familias con menores que requieren atención temprana. Este recurso, que se ha mantenido activo hasta hace unos días, ha sido ofrecido también por personal de dicha unidad en la provincia.

Red provincial

Córdoba cuenta con una red de 23 CAIT financiados por la Junta a través de la Consejería de Salud y Familias y cuya gestión corre a cargo de asociaciones y otras entidades.

Los servicios que prestan engloban al conjunto de intervenciones que tienen como objetivo dar respuesta a las necesidades transitorias o permanentes de la población infantil de 0 a 6 años con trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos, posibilitando, de la forma más completa posible, su autonomía personal e integración en el medio familiar, escolar y social. Esto se lleva a cabo en el marco de una coordinación sectorial de todos los servicios implicados (sanitario, educativo y sociales).

Los destinatarios de este programa asistencial son menores con dificultades en las distintas áreas de su desarrollo (comunicación, motora, cognitiva, personal/social y/o adaptativa). Estas dificultades pueden ser pasajeras o permanentes. El objetivo de la Atención Temprana es minimizar las dificultades que existan, potenciar el desarrollo de cada menor y prevenir las que puedan aparecer en el futuro. Todas las actuaciones que se llevan a cabo se centran en el menor, su familia y su entorno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here