Cruz Roja ha atendido a más de 7.000 personas mayores en córdoba desde el estado de alarma


Dichas acciones se han enmarcado en el Plan ‘Cruz Roja Responde’ frente al Covid-19 y en proyectos subvencionados con fondos del Ministerio de Sanidad

Voluntario de Cruz Roja./Foto: LVC
Voluntario de Cruz Roja./Foto: LVC
Voluntario de Cruz Roja./Foto: LVC
Voluntario de Cruz Roja./Foto: LVC

El voluntariado de Cruz Roja ha ofrecido algún tipo de apoyo a más de 7.000 personas mayores en la provincia de Córdoba desde que se decretara el Estado de Alarma.

Entrega de alimentos y medicinas a domicilio, seguimiento telefónico, apoyo psicosocial y talleres de estimulación cognitiva y gimnasia a través de las redes sociales son algunas de las actividades que la institución humanitaria ha llevado a cabo con este grupo de población desde el pasado 14 de marzo.

Dichas acciones se han enmarcado en el Plan ‘Cruz Roja Responde’ frente al Covid-19 y en distintos proyectos subvencionados con fondos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación.

Las personas mayores son el principal grupo de riesgo en esta pandemia del coronavirus, “y es por eso que ellas han sido uno de los principales focos de intervención de nuestra entidad durante todas estas semanas”, tal y como explica María Torralbo, responsable provincial del programa de Mayores de la institución humanitaria. 

El Plan ‘Cruz Roja Responde’ frente al Covid-19 contempla, entre otras acciones, el reparto de alimentos y otros bienes de primera necesidad; la atención y seguimiento telefónico de personas vulnerables y población de riesgo; el apoyo escolar por videollamadas; la distribución de comida, agua y productos de higiene en asentamientos de inmigrantes; la ayuda a personas sin hogar para que encuentren un lugar donde dormir; o acciones relacionadas con el empleo, como píldoras formativas y orientación laboral durante el periodo de confinamiento.

En todas estas acciones han participado ya en la provincia más de 800 personas voluntarias, entre las que se incluyen las algo más de 200 que se han sumado a la organización desde que se declarara el Estado de Alarma.

Se trata de la mayor movilización de recursos, capacidades y personas de Cruz Roja Española en su historia, para hacer frente a la pandemia, y con ella se pretende ofrecer ayuda en dos meses a más de 1.350.000 personas vulnerables en todo el país.