Centros de Secundaria y FP se suman a la fabricación de material sanitario


La delegada de Educación agradece a los docentes la fabricación de pantallas de protección y viseras realizadas con impresoras 3D

Pantallas protectoras realizadas por cv19cordobamak3rs./Foto: LVC
FOTO DE ARCHIVO. Pantallas protectoras realizadas por cv19cordobamak3rs./Foto: LVC
Pantallas protectoras realizadas por cv19cordobamak3rs./Foto: LVC
FOTO DE ARCHIVO. Pantallas protectoras realizadas por cv19cordobamak3rs./Foto: LVC

Una treintena de centros de Secundaria y Formación Profesional de la provincia se han sumado a la fabricación y suministro de material a los centros sanitarios y personal en riesgo por el COVID-19. La delegada de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Inmaculada Troncoso, ha querido agradecer la dedicación y esfuerzo del alumnado, profesorado y empresas, así como a particulares que están colaborado desinteresadamente en esta producción y distribución.

En concreto, Troncoso ha manifestado que “algunos docentes de forma individual o conjunta con otros institutos están fabricando pantallas de protección con impresoras 3D para personal sanitario. Otros, están proporcionado material como mascarillas, gorros, calzas y geles desinfectantes. También hay docentes que han centrado su producción en la fabricación de viseras realizadas con impresoras 3D que se entregan en farmacias previamente determinadas”.

Asimismo, la delegada de Educación ha informado que institutos de FP y Secundaria se han adherido al grupo de Coronavirus Makers de su provincia o de la comarca. Esto permite fabricar material homologado y gestionar la distribución del mismo al personal sanitario, así como a las fuerzas de seguridad del Estado. El equipo y suministros necesarios para la fabricación del material sanitario están siendo cedidos por profesores, personal no docente, familias o empresarios, por lo que la delegada ha agradecido estos actos asegurando que “en los momentos difíciles es cuando aflora lo mejor de cada  uno y se descubre a personas solidarias y altruistas”.

El material fabricado se distribuye a hospitales, centros de salud, residencias de mayores, residencias para discapacitados y centros penitenciarios. En numerosos casos, para distribuir el material que fabrican, los centros docentes cuentan con la ayuda de los cuerpos de seguridad del Estado, como Protección Civil y Policía Municipal y, en algunos otros casos, con la ayuda proporcionada por las corporaciones municipales de las localidades donde se ubican.