Jorge Jiménez, alcalde de La Rambla: “Me siento inmensamente orgulloso de mi pueblo, de mis vecinos, y profundamente agradecido por todo lo que están haciendo”

39

“Como la mayoría de los rambleños me pongo en manos de Nuestro Padre Jesús Nazareno para que nos proteja”

Repullo caras La Rambla
El delegado de la Junta en Córdoba, Antonio Repullo (izda.) habla con el alcalde de La Rambla, Jorge Jiménez./Foto: LVC
Repullo caras La Rambla
El delegado de la Junta en Córdoba, Antonio Repullo (izda.) habla con el alcalde de La Rambla, Jorge Jiménez./Foto: LVC

“Como la mayoría de los rambleños me pongo en manos de Nuestro Padre Jesús Nazareno para que nos proteja”. Esta es una de las reflexiones que, en la siguiente entrevista, realiza el alcalde de La Rambla, Jorge Jiménez. El regidor se muestra inmensamente agradecido a sus vecinos por su comportamiento y actitud ante esta crisis, casi sin precedentes, a la que ha sometido al mundo el coronavirus. El alcalde expone con claridad todo lo que están haciendo, cómo lo están viviendo y, ante todo, aguarda que “esto termine pronto, que cuando pase no falte ninguno de mis vecinos y que cuando venzamos al virus, porque lo vamos a hacer, los rambleños nos devolvamos a nosotros mismos tanta generosidad y entrega, que compremos en nuestro pueblo, que disfrutemos en nuestro pueblo, que ayudemos entre todos a levantar lo que ahora se está cayendo por culpa de este virus”. No pierdan detalle. 

¿Cómo se está viviendo en el pueblo la situación de confinamiento por el estado de alarma?

-Los rambleños están dando ejemplo de responsabilidad y de generosidad en estos momentos tan duro de confinamiento para frenar al virus Covid-19. De responsabilidad porque la inmensa mayoría de vecinos están en sus casas, preservando a sus familias y a todo el pueblo del contagio del Coronavirus; han cerrado sus negocios, han dejado de ir a sus puestos de trabajo y están confinados para que esto no vaya a mayores. 

Y al mismo tiempo están demostrando una inmensa generosidad hacia los demás, hacía sus vecinos, hacia los mayores y dependientes, hacia nuestros sanitarios que se están dejando la piel para cuidar a los enfermos. La Rambla siempre ha sido un pueblo muy solidario y ahora, en momentos tan duros, se demuestra todavía más. 

Yo me siento inmensamente orgulloso de mi pueblo, de mis vecinos, y profundamente agradecido por todo lo que están haciendo.

Hemos podido ver durante estos días la labor de los voluntarios desinfectando las calles, está todo el mundo muy concienciado de esta difícil situación.

-Desde que se decretó el estado de alarma todo el mundo se ha tomado muy en serio las medidas que nos imponen esta situación, y el Ayuntamiento el primero. Tuvimos que tomar medidas difíciles pero que eran obligadas dado la situación, y desde el primer momento nos pusimos a trabajar con medios propios para prevenir los contagios, entre ellas la desinfección de nuestras calles y plazas siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias. 

Primero comenzaron los trabajadores de la empresa concesionaria de la limpieza viaria, que es Fepamic, y más adelante organizamos varias batidas de desinfección por todas las calles del municipio que ha sido posible gracias a la colaboración voluntaria de varios agricultores de nuestro pueblo que pusieron sus tractores a nuestra disposición para pulverizas con desinfectante todo el pueblo. 

Además, hemos contado en La Rambla con un equipo de desinfección que ha enviado la Diputación provincial, a la que quiero agradecer su disposición y su compromiso con este pueblo ahora y en todo momento,  para apoyar las labores que ya estábamos haciendo desde el Ayuntamiento, y han estado trabajando en la desinfección de los comercios y establecimientos de primera necesidad que están abiertos al público, así como la entrada de la Residencia de Ancianos.

A todos ellos, a los agricultores dueños de esos tractores, a los voluntarios que han estado desinfectando las calles, a los equipos que han venido de la Diputación, este gran trabajo para prevenir el contagio del virus. Gracias de corazón.

Hubo un caso de un guardia civil contagiado ¿Cuáles fueron las medidas y como vivieron la noticia?

-Cierto. Uno de los miembros de la Guardia Civil del cuartel de nuestro pueblo dio positivo en coronavirus y se puso en marcha el protocolo a seguir. Vinieron a hacer las pruebas al resto de efectivos, que dieron negativo. La persona afectada ha tenido un seguimiento sanitario en aislamiento domiciliario desde el primer momento y evoluciona muy favorablemente, hasta el punto que pronto recibirá el alta. El cuartel se cerró durante unos días para proceder a su desinfección, eso ya se hizo y ya está abierto de nuevo para atender a quien lo necesite.

Ha habido otros contagios, aunque afortunadamente son pocos. Qué mensaje les mandaría a esas personas y a sus familias.

La Rambla
Jorge Jiménez./Foto: LVC

-A día de hoy tenemos cinco vecinos de La Rambla que han dado positivo, de ellos tres se encuentran en asilamiento domiciliario y evolucionan favorablemente, y dos se encuentran en ingreso hospitalario en el Hospital de Montilla. Además, hay dos personas más que no son vecinos de La Rambla, pero han estado trabajando en nuestro pueblo hasta su contagio. Estos también se encuentran en aislamiento domiciliario y evolucionan muy favorablemente.

Todas ellas y sus familiares están bajo supervisión médica y atendidos por profesionales sanitarios.

Desde aquí quiero rogar la máxima responsabilidad ciudadana a los vecinos de La Rambla, que se extremen al máximo las medidas preventivas. Según las autoridades sanitarias estamos en los días de mayor riesgo de contagio y debemos llevar a cabo todas las medidas de prevención, siendo la más importante y efectiva el confinamiento en nuestros domicilios.

¿Cómo está viviendo el alcalde esta crisis, casi sin precedentes? 

-La estoy viviendo como la mayoría de mis vecinos, en casa, con responsabilidad y con mucha precaución, trabajando mucho y en contacto directo con todas las personas que tienen algo que aportar en la gestión del día de esta situación: con los responsables del centro de salud, de la residencia de ancianos, con Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil, con los grupos de la oposición, con una multitud de voluntarios que se están volcando en fabricar mascarillas, material de protección para sanitarios, etc. Como le decía antes la solidaridad y las ganas de ayudar de los rambleños no tienen parangón

Y sobre lo estoy viviendo con mucha esperanza y mucha fe. Como la mayoría de los rambleños me pongo en manos de Nuestro Padre Jesús Nazareno para que nos proteja. Espero que esto termine pronto, que cuando pase no falte ninguno de mis vecinos y que cuando venzamos al virus, porque lo vamos a hacer, los rambleños nos devolvamos a nosotros mismos tanta generosidad y entrega, que compremos en nuestro pueblo, que disfrutemos en nuestro pueblo, que ayudemos entre todos a levantar lo que ahora se está cayendo por culpa de este virus. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here