La Guardia Civil desmantela una plantación de marihuana en Lucena y detiene a una persona


Las investigaciones posteriores permitieron localizar la vivienda y observar que no se encontraba habitada

Plantación de marihuana desmantelada por la Guardia Civil en Jauja./Foto: LVC
Plantación de marihuana desmantelada por la Guardia Civil en Jauja./Foto: LVC
Plantación de marihuana desmantelada por la Guardia Civil en Jauja./Foto: LVC
Plantación de marihuana desmantelada por la Guardia Civil en Jauja./Foto: LVC

La Guardia Civil, el marco de los servicios que viene desarrollando en la provincia contra el tráfico de drogas, ha desmantelado en Lucena, en concreto en la pedanía de Jauja, una plantación de marihuana, con un centenar de plantas, y ha detenido a una persona, como supuesta autora de un delito contra la salud pública, por cultivo y elaboración de marihuana, y otro de defraudación de fluido eléctrico.

El operativo, según ha informado la Benemérita, se llevó a efecto en fechas recientes, tras tener conocimiento la Guardia Civil, a través de una información recibida, de que en una vivienda de la aldea lucentina de Jauja pudiera ubicarse una plantación de marihuana.

Las investigaciones posteriores permitieron localizar la vivienda y observar que no se encontraba habitada, si bien se pudo comprobar que a la misma accedía asiduamente una persona, la cual, tras permanecer un breve espacio de tiempo en su interior, la abandonaba.

Ante ello y tras comprobar que del interior de la vivienda se desprendía un fuerte olor a marihuana, se procedió a localizar a la persona que accedía a la vivienda, quien manifestó a los guardias civiles que los efectos que se encontraban en el interior de la vivienda eran de su propiedad.

En el registro practicado en la vivienda se localizó una plantación de marihuana tipo ‘indoor’ (de interior), compuesta por 100 plantas de diferentes tamaños, que fueron intervenidas, así como un extractor, dos lámparas de iluminación y calor, un transformador y productos fitosanitarios. Además, para minimizar costes y máximizar la producción, la plantación mantenía un enganche ilegal a la red eléctrica.

Ante ello, se procedió a la detención del propietario de la plantación, como supuesto autor de un delito de cultivo y elaboración de drogas y otro de defraudación de fluido eléctrico.