El Ayuntamiento de Cabra aumentará las inversiones en el Patrimonio


Se destinarán 300.000 euros a distintas actuaciones encaminadas a mejorar, preservar y poner en valor tanto yacimientos como material patrimonial de la localidad

Anuncio del aumento de las inversiones en el ámbito patrimonial egabrense./Foto: LVC
Anuncio del aumento de las inversiones en el ámbito patrimonial egabrense./Foto: LVC

En el transcurso de la presentación de una nueva “Pieza del Mes” en el Museo Arqueológico Municipal de Cabra, el delegado municipal de Cultura y Patrimonio anunciaba este miércoles el aumento de las inversiones en el ámbito patrimonial egabrense por parte del equipo de gobierno municipal. 

Unas partidas que pasan por destinar 125.000 euros a la puesta en valor y restauración de los trabajos que se están llevando a cabo en el yacimiento arqueológico egabrense del “Cerro de la Merced” que está siendo objeto de estudio por importantes centros de investigación arqueológica a nivel nacional e incluso internacional. 

De igual forma, la “Villa del Mitra”, propiedad del consistorio egabrense y declarados Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 2015, contarán con una inversión de 50.000 euros para su rehabilitación mientras que las instalaciones del propio Museo Arqueológico serán objeto de obras de ampliación con el objeto de albergar materiales de los distintos yacimientos contando con un presupuesto de 28.000 euros. 

Casas anunciaba también que el pasado 2019 el Museo Arqueológico Municipal alcanzó cifra máxima de usuarios llegando a ser visitado por un total de 11.613 personas lo que supone un aumento considerable desde que en 2015 esta ubicación fue objeto de actuaciones de remodelación. 

Fragmentos cerámicos. Nueva pieza del mes 

Por otro lado, Casas y Antonio Moreno, Director del Museo Arqueológico de Cabra, informaban que la nueva “Pieza del Mes” consiste en unos fragmentos cerámicos conocidos como “ungüentarios” que fueron hallados en unas excavaciones de la calle Ana de la Rosa del Barrio de la Villa en el año 2.000 y que están datados de los siglos V-IV a.C. 

Según Moreno, estos elementos eran utilizados en la época para el transporte y conservación de ungüentos y perfumes ubicándose mayoritariamente en templos así como en ajuares funerarios. 

La pieza puede visitar hasta principios del próximo mes de febrero en el Museo Arqueológico Municipal. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here