Desarticulada una banda experta en robar gasolineras y naves


La operación ha sido dirigida por el Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Córdoba

Operación Crassus de la Guardia Civil. /Foto. LVC

La Guardia Civil en la Operación “Crassus”, ha desarticulado un grupo criminal compuesto por seis personas, integrantes todas ellas de un mismo clan familiar, dedicadas al robo en gasolineras, establecimientos de hostelería, empresas y naves industriales.

Las investigaciones se iniciaron a principios del pasado mes de mayo tras detectar la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba, un repunte en la comisión de delitos contra el patrimonio, concretamente robos con fuerza en gasolineras, establecimientos de hostelería, empresas y naves industriales, ubicadas en la provincia. Los delincuentes tras acceder al interior de los inmuebles, mediante fractura de los acristalamientos con objetos contundentes o forzando los accesos, sustraían principalmente tabaco y dinero. 

guardia Civil crassus
Operación Crassus de la Guardia Civil. /Foto. LVC

Las primeras investigaciones unidas a las inspecciones efectuadas en los lugares donde se habían cometido los robos, permitieron comprobar que la mayor parte de ellos habían sido cometidos por un mismo grupo de personas, los cuales, con el fin de dificultar las labores de inspección, pulverizaban los establecimientos con los extintores existentes en los mismos. 

Ante ello, la Guardia Civil estableció un dispositivo de servicio orientado a la prevención de este tipo de hechos en la provincia, así como a la identificación, localización y detención de los supuestos autores.

Guardia Civil crassus
Operación Crassus de la Guardia Civil. /Foto: LVC

Modus operandi

El desarrollo de la investigación permitió comprobar que los supuestos autores tras forzar accesos o fracturar escaparates de los lugares donde cometían los robos, sustraían vehículos para la carga y el transporte del material sustraído. Asimismo, la Guardia Civil pudo concretar, que se trataba de un grupo de personas con una gran movilidad geográfica tanto en la comisión de los robos como en sus lugares de residencia, cambiando continuamente de provincia, lo que dificultaba aún más las labores de investigación. 

Fase de explotación y Detenciones

El avance de la investigación permitió identificar a los seis integrantes del grupo, integrantes todos ellos de un mismo “clan familiar” perfectamente estructurado y jerarquizado, teniendo cada uno de ellos un rol perfectamente definido en la actividad delincuencial que desarrollaban. Los supuestos delincuentes residían en provincias distintas, dos de ellos en la provincia de Badajoz, otro en la de Zaragoza y los otros tres en Lucena (Córdoba).Ante ello y ante el riesgo de fuga de los mismos, se procedió a su detención.

Hechos delictivos que se les imputan

Hasta el momento se han esclarecido un total de 45 delitos contra el patrimonio, cometidos en Áreas de Servicio, establecimientos de hostelería, empresas y naves industriales de las provincias de Córdoba, Málaga, Sevilla, Jaén y Badajoz. 

Esta operación ha sido dirigida por el Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Córdoba. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here