Los gritos de “asesino” y la consternación de una ciudad


Esto fruto de la consternación que sienten numerosos egabrenses por el luctuoso suceso

cabra consternación
Momento de la detención del presunto autor del crimen y registro de la vivienda por parte de la Policía Nacional./Foto: LVC
cabra consternación
Momento de la detención del presunto autor del crimen y registro de la vivienda por parte de la Policía Nacional./Foto: LVC

Desde primera hora de la mañana del pasado viernes, la localidad de Cabra vive sumida en la incredulidad, la consternación y la indignación. Horas antes -en plena madrugada-, en una zona cercana a la Ciudad de los Niños, dos jóvenes egabrenses eran asaltados, resultando muerto un chico de 26 años (A.P.M) por las cuchilladas, mientras que su novia tenía que ser ingresada en el Hospital Infanta Margarita.

Los avances de la Policía en la investigación de los hechos permitieron que, al día siguiente, se detuvieran a varias personas -una en el aeropuerto de Málaga. Entre ellas, el presunto autor material de los hechos (J. A. F.). El registro de la vivienda del supuesto ejecutor del crimen, ubicada en la calle Priego, dio muestra de la consternación de la ciudadanía, que se concentró hasta altas horas de la noche del sábado en la citada vía.

El clima de tensión fue creciendo conforme pasaban las horas y las publicaciones en redes sociales daban muestra de ello. Es más, ayer lunes, la subdelegada del Gobierno tuvo que hacer una llamada a la calma. La de Córdoba es una provincia tranquila (incluso esto lo señalaba la propia Rafaela Valenzuela en sus declaraciones), por lo que resulta comprensible que los hechos acontecidos en Cabra hayan sumido a sus vecinos entre la perplejidad y la indignación.

La penúltima prueba se ha vivido esta mañana. Desde las 08:30 y hasta pasadas las 13:30 horas, J. A. F. ha prestado declaración en el Juzgado de Instrucción número 1 de Cabra y, a lo largo de la mañana, vecinos de la localidad se han ido acercando al lugar. Aunque, no obstante, el operativo dispuesto por los agentes de la Policía Nacional y Local ha restringido el acceso a la calle García Montero. Un hecho que ha evitado males mayores, pero que no ha impedido que se escuchen gritos de “asesino”, fruto de la consternación que sienten numerosos egabrenses por el luctuoso suceso, que -de momento- se ha saldado con el ingreso en prisión (comunicada y sin fianza) de J. A. F. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here