Dos cofradías procesionan el Viernes Santo en la mañana en Benamejí


La cofradía del Cristo, lo ha hecho con el Cristo de la Misericordia y el Descendimiento de Nuestro Señor, y también Jesús Nazareno, uno de los Titulares de las Cofradía de los Romanos

Benamejí
Jesús Nazareno, portado por mujeres./Foto: JML
Benamejí
Jesús Nazareno, portado por mujeres./Foto: JML

(José María Lara). Un belga o uno de Gijón estando hoy en Benamejí podría haber conocido buena parte de las diversas maneras en las que se porta un trono en Andalucía: el Cristo de la Misericordia ha sido portado a ruedas, el Nazareno a hombros y el Descendimiento a costal. Diversidad en la Semana Santa Local.

Salida Descencimiento, a rodillas./Foto: JML

El Descendimiento a costal no se ha visto nunca, ha salido a rodillas del templo y en un trono nuevo. Estas dos novedades han causado muy buena impresión en el pueblo.

24 costaleros, valientes y fuertes, lo han conseguido junto a Manolo Pineda, Hermano Mayor, y la Junta de Gobierno de la Cofradía. Teniendo a Francisco Pineda como capataz, junto a Juan Jesús Mejías y el apoyo de Francisco Lara, “Pinto”.
Trono, aún por terminar, de madera de cedro, de 3,5 por 2,06 m de ancho, obra de Francisco de Paula Arcos Carmona.

Los costaleros, al término de la Estación de Penitencia, en la capilla de la Cofradía en la Parroquia de la Inmaculada, han mostrado su satisfacción con abrazos entre ellos, por el trabajo realizado. Los he estado viendo, he compartido conversación y abrazos con ellos también. Hay Descendimiento a costal por años.

Francisco Pineda y Juan Jesús Mejías, delante del trono./Foto: JML

Por el contrario, el Cristo de la Misericordia ha salido a ruedas. Ha sido la única imagen de la Cofradía del Cristo que no salía a ruedas y este año ha sido la única de las tres de la hermandad que sí lo ha hecho. Supone un gran esfuerzo encontrar quien quiera dedicar tiempo a sobre sí dejar el peso de un trono y un Titular cofrade.

Jesús Nazareno, a hombros de mujeres, inició el Viernes Santo en la localidad de la Subbética. Siempre decía Pedro Javier Crespo que “la belleza y el gran valor de esta Imagen no se valoraba del todo”, hoy se hicieron presentes estas palabras al acompañar su recorrido procesional. La banda malagueña de cornetas y tambores de Fusionadas aportó música al cortejo.

El detalle./Foto: JML

La anécdota: Con menos de dos años un niño anoche y hoy acompaña a pie con determinación, junto a sus encantados padres, a las cofradías cual adolescente miembro de una banda; con temple toca su mini tambor y lo hace con la máxima maestría que con esa temprana edad se puede, ahí está la cantera de los cofrades.
Así pues, bien vale para esto la frase bien conocida: “Desde chiquito el arbolito…”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here