Una lección que puede salvar vidas


Alumnos y profesores de secundaria aprenden técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar y primeros auxilios

Técnica de reanimación./Foto: LVC
Técnica de reanimación./Foto: LVC
Técnica de reanimación./Foto: LVC
Técnica de reanimación./Foto: LVC

Profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Bujalance, perteneciente al Distrito Sanitario Córdoba Guadalquivir, han impartido un curso de reanimación cardiopulmonar básica y primeros auxilios en el IES Virgen del Campo. Así, más de un centenar de personas entre y alumnado de primero hasta cuarto de la ESO han participado en esta actividad celebrada en el gimnasio de este centro de enseñanza con una duración de dos horas y media.

Según ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, la enfermera del centro de salud de Bujalance Desireé López ha impartido en primer lugar una parte teórica para que los participantes conocieran unas nociones básicas.

A continuación, un equipo de profesionales médicos y de enfermería personal médico y de enfermería (entre ellos Antonio Luna, Raquel Gracia, Juan Recio, Lorena García, José Antonio Fernández y Manuel Jesús Chamorro) han puesto en práctica la cadena de supervivencia hasta la llegada de los equipos sanitarios. De esta forma los participantes han simulado los pasos a seguir a través de maniquíes de entrenamiento.

Los datos del Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias reflejan los cinco minutos posteriores a una parada cardiorespiratoria resultan cruciales para el paciente, ya que en ese tiempo la falta de oxígeno y sangre en el cerebro pueden causar daños irreversibles e incluso la muerte.

Por este motivo, es fundamental que, ante un suceso de esta índole, la persona que tiene el contacto inicial con el afectado actúe rápidamente, alertando a los equipos de emergencias sanitarias y aplicando entre tantas maniobras de reanimación.

Tanto el director de la unidad, José Serrano, como el coordinador de cuidados de enfermería, Esteban García, han coincidido que “es importante contar con una población adolescente entrenada en técnicas simples pero eficaces para dar respuesta rápida y adecuada ante una emergencia en situaciones de riesgo vital provocadas por parada cardiorespiratoria”.

La secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una parada cardiorespiratoria (PCR), viene descrita en lo que se ha llamado la ‘Cadena de Supervivencia’. Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles cuya secuencia es: alertar al servicio de emergencias (112), inicio de maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) básica hasta que llegue el equipo sanitario, desfibrilación precoz, (tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la PCR) y, asistencia y traslado al hospital por un equipo de emergencias sanitarias.

ESTRATEGIA DE FORMACIÓN

Por ello, es fundamental establecer una estrategia de formación en maniobras de RCP básica a toda la población asegurando el cumplimiento de los dos primeros eslabones de la cadena y, por tanto, mejorando la supervivencia de los pacientes que han sufrido una PCR mediante el entrenamiento del personal no sanitario y en este caso adolescente, en el manejo inicial de estas situaciones.

La actividad ‘Adolescencia Saludable’ pretende poner en marcha acciones e intervenciones integrales orientadas a que la población adolescente cuente con herramientas para gozar de unas condiciones óptimas de salud y unos hábitos de vida saludables que sienten las bases de su posterior desarrollo en la etapa adulta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here