UGT pide "sensatez" al PSOE para hablar de El Cabril


El cierre de El Cabril supondría una pérdida de más de 125 puestos de trabajo directos y otros 150 indirectos.

El secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (FICA Córdoba), Pedro Téllez, pide “sensatez” al PSOE para que reflexione y se interese por la situación real del centro de El Cabril, antes de hacer ningún tipo de valoración o declaración sobre su cierre. Este tipo de afirmaciones ponen en tela de juicio la solvencia y capacidad del centro de almacenamiento, además de generar “una repercusión negativa en dicha zona geográfica de la provincia de Córdoba”, según puntualiza en un comunicado de prensa remitido a este periódico digital. Y es que este hecho “supondría una pérdida de recursos económicos muy importantes, con la desaparición de más de 125 puestos de trabajo directos y otros 150 indirectos”, señala.

Instalaciones de El Cabril. residuos
Instalaciones de El Cabril. /Foto: LVC

Téllez manifiesta que “es una cuestión primordial que los grupos políticos, más allá de sus pretensiones, conozcan de primera mano, a través de los distintos órganos de representación social de las empresas y sectores implicados, cuál es la situación en cada momento de las explotaciones y servicios que se prestan a la ciudadanía”. El objetivo es “evitar, en la medida de lo posible, la difusión de mensajes poco claros y menos tranquilizadores, máxime cuando se habla de una empresa pública que presta un servicio esencial, con todas las exigencias marcadas por el Consejo de Seguridad Nuclear”, señala.

Por esta razón, Téllez lamenta que “no hubiera habido un contacto previo, donde se les hubiese expuesto a la representación social y a los trabajadores afectados cuáles son los argumentos y motivos por los que se solicitan el cierre de este centro de almacenamiento y la razón de la presentación de la propuesta no de ley,  realizada en el Parlamento, y de la que aún desconocemos su contenido íntegro”, resalta.

Del mismo modo, Téllez destaca que el centro de almacenamiento de residuos radioactivos de media, baja y muy baja actividad de El Cabril, que gestiona Enresa desde 1984, “proporciona con sus servicios una importante inyección económica a través de impuestos medioambientales, cuya cuantía aproximada es de 11.000.000 de euros anuales”.  De hecho, “esto repercute directamente en una zona geográfica, ya de por sí muy deprimida y que, sin duda alguna, benefician a la sostenibilidad económica, medioambiental y social de la zona”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here