Asaja pide la supresión del Impuesto de Sucesiones en empresas agrarias


La reforma aprobada por el Gobierno andaluz no es aplicable a la inmensa mayoría de los titulares de explotaciones agrarias en Andalucía, lo que genera un "agravio" comparativo para Asaja

Asaja Córdoba ha pedido que para 2017 quede totalmente eliminado el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Andalucía que aprobó a finales del pasado mes de julio el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía mediante un Decreto-Ley, en base a un acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos. La organización agraria entiende que esta normativa “tiene importantes sombras que deben aclararse o corregirse”.

Trabajadores realizando tareas agrarias. (asaja)
Trabajadores realizando tareas agrarias. / Foto: LVC

Particularmente, desde Asaja lamentan que “sólo es aplicable a una ínfima parte de los titulares de explotaciones agrarias andaluzas, quedando la inmensa mayoría en la misma situación que antes de esta reforma”. A su juicio, de ella sólo se benefician los herederos que hayan sido contratados por el fallecido en los años anteriores a su muerte, o a aquellos a los que se haya cedido la explotación bajo cualquier título y estén dados de alta como agricultores, quedando excluidos el resto de herederos de cualquier bonificación.
“Podría resumirse que sólo se ha contemplado el caso de herencias a favor de una única persona que sólo vaya a dedicarse a la actividad agraria. Si hay más de un heredero y/o tiene otra actividad económica o profesional, no podrán beneficiarse de esta reforma. De mantenerse esto así, se está dando pie a la división de explotaciones, yendo en contra de la necesaria unión de explotaciones para mantener la viabilidad de las mismas”, dice la organización agraria.
Además, ha criticado que la normativa “no contempla situaciones muy habituales como son las comunidades de bienes o sociedades civiles de hermanos o primos, o aquellas en las que la explotación es realizada, en régimen de cesión por cualquier título jurídico por una sociedad, aunque esta esté constituida por los propios herederos”.
Por tanto, Asaja Córdoba considera que la Junta de Andalucía ha dado “un paso adelante muy parcial que debería corregirse” ya que“deja fuera de la norma a la inmensa mayoría del sector agrario andaluz, pues seguirán afectadas por este impuesto”, que además, supone “un inexplicable agravio comparativo con otras comunidades autónomas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here